Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente confirma que España participará en el Avión de Combate Europeo

El presidente del Gobierno, Felipe González, ha confirmado en declaraciones a la agencia Nueva China que España se sumará al proyecto del Avión de Combate Europeo (ACE), en el que no participa Francia. Asimismo, González dijo que si el proyecto francés Eureka no da posibilidades de desarrollo tecnológico, España estudiará las que ofrece la Iniciativa de Defensa Estratégica norteamericana, popularmente conocida como guerra de las galaxias. No obstante, el presidente criticó duramente los intentos de militarización del espacio.

Las declaraciones de Felipe González, realizadas a la agencia de China Popular con ocasión de su, próximo viaje a este país y a Japón, confirman que España se sumará a este proyecto militar, largamente negociado y al que ya habían puesto su firma la República Federal de Alemania, Italia y el, Reino Unido.España retrasó su adhesión al proyecto debido a la negativa de Francia a firmarlo, por diferencias con los demás socios europeos sobre el tipo de avión que debía construirse y su fabricación. El ministro de Defensa español, Narcís Serra, se entrevistó el pasado mes de agosto en Palma de Mallorca con su colega francés, Charles Hernu, para tratar de conseguir la participación de Francia. La gestión no dio resultado, y poco después, fuentes oficiosas del Ministerio de Defensa español indicaban que el departamento aconsejaría al Gobierno sumarse al ACE. En sus declaraciones hechas públicas ayer, González afirmó: "Querríamos que Francia no quedara descolgada, pero, en todo caso, participaremos".

Eureka y la SDI

En cuanto a los proyectos tecnólogicos Eureka y SDI, el presidente del Gobierno, tras afirmar que ambos tienen "como campos de investigación materias muy semejantes", se declaró más partidario del proyecto francés -que respalda la CEE-, porque "tiene la ventaja" de que la finalidad principal de su investigación es "el campo civil, no el militar".

Felipe González precisó que España desea estar entre los países que alcancen plenamente la nueva revolución tecnológica cooperando en los proyectos en marcha, y en concreto en el proyecto Eureka. Ahora bien., si "este proyecto no nos diera posibilidades, estudiaríamos qué posibilidades nos dan otros proyectos, como el de la Iniciativa de Defensa Estratégica" El presidente puntualizó de inmediato que cree que "es un error por parte de las superpotencias llevar la tensión bélica al espacio, un error que será muy difícil de resolver, porque toda esta idea de que puede haber un sistema defensivo basado en satélites en el espacio me parece que es una idea no realizable".

"La demostración", prosigue, "la acaban de hacer los norteamericanos cuando, con un misil, han destruido un satélite. Si con un misil se puede destruir un satélite en desuso, está perfectamente demostrado que con un misil se puede destruir un satélite de comunicaciones, de defensa, de rayos laser, de lo que sea".

Asimismo, Felipe González dijo que entre la permanencia de España en la OTAN y la reducción de la presencia militar de Estados Unidos en nuestro país hay "una relación lógica", ya que "España, integrada en la Alianza Atlántica, aporta al sistema defensivo occidental una mayor cantidad de esfuerzo. Para mantener equilibrado ese esfuerzo es menos necesaria -no digo que no sea necesaria- la aportación que España hacía en la relación bilateral con Estados Unidos".

El presidente se mostró partidario de un programa de desarme nuclear, sin abandonar el esfuerzo por disminuir las armas convencionales, y se mostró a la vez esperanzado y escéptico sobre los progresos que puedan lograrse en la cumbre de Estados Unidos y la Unión Soviética prevista para este otoño. "A veces pienso que el mundo bipolar o el esfuerzo porque el mundo siga en esta bipolaridad es un interés común objetivo" de las dos superpotencias. Por tanto, me parece que mantener un cierto clima de tensión fortalece la bipolaridad".

Finalmente, González cree que España y China carecen de obstáculos en sus relaciones, y se aproximan además por el esfuerzo que ambos realizan para "tratar de incorporarse a la modernización".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de septiembre de 1985

Más información

  • Felipe González critica los proyectos de militarización del espacio