Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Sexto golpe militar en Nigeria en 25 años

Mohamed Buhari, un general administrador

El general musulmán Mohamed Buhari, de 42 años, presidente de Nigeria hasta su derrocamiento en la noche del pasado lunes, llegó al poder en diciembre de 1983, tras un golpe militar que terminó con cuatro años de poder civil presidido por Sheliu Shagari.Buhari nació el 17 de diciembre de 1942 en Daura, en el norte de Nigeria, y recibió formación militar en el Reino Unido, la India y EE UU. Siendo sólo teniente coronel fue nombrado gobernador de un Estado del noroeste.

En febrero de 1976, tras el asesinato del general Murtala Mohamed, que había sustituido al general Gowon al frente del país, el coronel Buhari regresó a la capital, Lagos, y Olesegun Obasanjo, sucesor del general Murtala, le nombró, en marzo de 1976, ministro de Petróleo y Energía, y en abril, miembro del Consejo Militar Supremo.

Dejó la cartera ministerial en 1978 y fue nombrado presidente de la Empresa Nacional de Petróleos de Nigeria. Desempeñó así un papel muy relevante durante el régimen militar entre 1976 y 1979 y en la devolución del poder a los civiles el 1 de octubre de aquel año, al frente del cual se situó Shehu Shagari, a quien Buhari derrocó posteriormente, en diciembre de 1983.

Al llegar al poder, hace 20 meses, manifestó que su tarea prioritaria sería promover una cruzada contra la corrupción y la mala administración económica. Buhari lanzó una campaña a nivel nacional en favor de un comportamiento público ordenado, del patriotismo y la honestidad. Sus compañeros de armas que le han derrocado le acusan de lentitud en el cumplimiento de las reformas prometidas y de abuso de poder en detrimento de los intereses nacionales.

Promulgó leyes que establecieron la pena de muerte para los pirómanos y para los delitos como el contrabando de petróleo, la falsificación y el tráfico de drogas duras. También estableció tribunales militares para juzgar a los ex políticos y ex funcionarios por corrupción.

Mohamed Buhari sometió a la Prensa a un control estricto y recientemente amenazó con encarcelar a quien desafiase una orden que prohibía el debate político.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de agosto de 1985