Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los autores del desvalijamiento del Banco Hispano Americano de Barcelona prepararon durante cinco meses el asalto

Los autores del desvalijamiento perpetrado el pasado jueves en una sucursal barcelonesa del Banco Hispano Americano prepararon durante cinco meses el asalto, según fuentes policiales. Los investigadores sospechan que los autores del robo pueden ser especialistas italianos en desvalijamientos, como Franco Pirozzi y otros nueve compatriotas miembros de su banda. Pirozzi y sus socios fueron detenidos en Barcelona en 1984, antes de que penetraran en la cámara acorazada de otra sucursal del Hispano, y pasaron cuatro meses en la cárcel. La policía cree que los autores del asalto, entre los que había especialistas en ingeniería, arquitectura y electricidad, están en España.

MÁS INFORMACIÓN

Desde que se descubrió el robo, el pasado viernes, la policía ha montado un operativo de vigilancia en todos los puertos, aeropuertos y otras vías de salida de España, para interceptar a los asaltantes y recuperar el botín, cuya cuantía se desconoce.Los investigadores cuentan con numerosas huellas dactilares y testimonios de vecinos de la sucursal del Banco Hispano Americano. La policía, sin embargo, no quiso facilitar ayer ninguna información "porque podría contribuir a dar pistas a los autores del atraco sobre nuestras sospechas", declaró el responsable de la investigación. Varias personas han declarado a la policía que durante los últimos cinco meses vieron a los autores de este espectacular rififí trabajando en un local que habían alquilado en el número 13 de la calle de Moles. Según una vecina de esta calle, los inquilinos del local entraban siempre de noche en el edificio, en el que la policía ha encontrado botas de agua y toda clase de utensilios utilizados por el equipo que penetró en la cámara acorazada del Hispano Americano para desvalijar 1.023 cajas de seguridad de las 2.080 con que cuenta la oficina. Según fuentes bancarias, sólo el 30% de las cajas abiertas estaba ocupado.

En la parte trasera del edificio de la calle de Moles se ha descubierto el agujero por el que se podía acceder a la red de alcantarillado de la ciudad. Siguiendo des de este punto las alcantarillas, 250 metros hacia el Norte, se encuentra otro agujero que da acceso a un túnel excavado en zigzag, que lleva hasta el interior de la caja fuerte de la sucursal del Banco Hispano Americano, situada en 1 calle de Fontanella, a sólo 1,20 metros del nivel de las cloacas Una lanza térmica y unos conocimientos excelentes de ingeniería electrónica, cerrajería y mecánica permitieron a los ladrones destruir el blindaje de la cámara, de 1,30 metros de anchura, así como la plancha de acero blindado de dos centímetros que recubría el cemento armado.

Instalaciones de aire y luz

La policía, que calificó el asalto a Hispano como "lo nunca visto" ha dedicado a todos los inspectores del grupo primero a la investigación de este caso. Según fuentes del banco, "es imposible dar una cifra de lo sustraído, porque ni e banco ni nadie puede acertar a saber lo que tenía cada uno de los clientes en las cajas reventadas".

El portavoz del banco expresó su admiración "por el trabajo que han realizado estos delincuentes" aunque declaró que "se han equivocado de lugar". Explicó que la construcción de la cámara acorazada de la sucursal de Fontanella hace 20 años oficina central del banco en Barcelona, "engañó a los delincuentes porque creyeron que aquí encontrarían mucho dinero".

Para acceder a la sala de las cajas de seguridad, los asaltantes toparon con numerosas dificultades, que pudieron superar construyendo conducciones de aire, electricidad y agua a través del túnel. La construcción de una vagoneta para transportar la tierra y las piedras a través de un túnel con numerosas curvas y la inutilización de todos los sistemas de seguridad y alarma -instalados hace un año- con capuchones de plomo son, según la policía, las pruebas más fehacientes de que "los autores de este rififí son los mejores especialistas del mundo".

El Banco Hispano Americano ya ha anunciado que pagará un seguro de 500.000 pesetas a todos y cada uno de los afectados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de agosto de 1985

Más información

  • Entre los asaltantes había especialistas en ingeniería, arquitectura y electrónica