Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos 'etarras' lograron fugarse de la carcel de Martutene escondidos en aparatos de megafonía tras un recital

Iñaki Picabea y Joseba Sarrionaindía, los dos miembros de ETA Militar fugados ayer de la prisión donostiarra de Martutene, lograron la evasión ocultándose en alguno de los aparatos de megafonía utilizados en el recital ofrecido en la mañana de ayer, en el interior del centro penitenciario, por el cantante vasco Imanol Larzabal, según la hipótesis barajada por el director del centro, Juan Carlos Mesas Martínez, que confirmó tal extremo ayer a este periódico. Este informó que la actuación del cantante se decidió hace una semana y se habían tomado medidas de seguridad

Juan Carlos Mesas informó que, finalizado el recital, los instrumentos musicales y aparatos de megafonía utilizados fueron introducidos en una furgoneta, situada en el patio de menores, que abandonó el centro hacia las 12.20. Funcionarios de la prisión habían inspeccionado el interior del vehículo ocularmente, sin descubrir nada anormal. Sin embargo, dado el gran tamaño de los amplificadores, se considera probable que los dos fugados se introdujeran en el interior de dichos aparatos, evitando así el registro visual de salida. De ser así, sólo podrían haberlo hecho en la escalera que va desde la sala de televisión, donde se ofreció el concierto, hasta el patio.La ausencia de los dos presos de ETA Militar fue advertida en el recuento realizado a las dos de la tarde, inmediatamente después de finalizar el almuerzo. Una primera inspección del interior y alrededores de la prisión hizo descartar la hipótesis de la utilización de algún conducto subterráneo para materializar la fuga.

Previa autorización especial del juez, que admitió los motivos familiares alegados, ambos reclusos habían sido trasladados recientemente (Sarrionaindía, a finales de abril, y Picabea, a mediados de junio) a la prisión de Martutene tras haber permanecido durante los últimos años en la prisión de máxima seguridad de Herrera de la Mancha (Ciudad Real).

El director del centro afirmó ayer que no encuentra ninguna responsabilidad en la actuación de los funcionarios, que calificó de "correcta", y añadió que se estaba "alerta" ante el recital del cantante Imanol y se tomaron diferentes medidas de seguridad.

Juan Carlos Mesas informó, a preguntas de este periódico, que desconocía si la policía había interrogado al cantante Imanol y a sus acompañantes sobre la fuga de los reclusos. Según otras fuentes, la policía les tomó declaración en la tarde de ayer.

El director del centro afirmó que la actuación de Imanol, que ya había solicitado un permiso hace dos años, que se le denegó, se decidió una semana antes de la fuga. "Estoy convencido", añade, "de que la fuga se decidió de ayer a hoy". Hasta ayer se encontraban ingresados en la prisión preventiva de Martutene 21 miembros de ETA, siete de los cuales esperan medidas de reinserción y cuatro pertenecen a los comandos autónomos de ETA.

Iñaki Picabea Burunza fue detenido en febrero de 1979 bajo la acusación de estar implicado en el asesinato del concejal de la localidad guipuzcoana de Irún Julio Martínez Ezquerro. Unas semanas después de su detención -informa Patxo Unzueta-, Picabea fue incluido por Herri Batasuna en la candidatura por Guipúzcoa de la coalición abertzale para las primeras elecciones autonómicas. Picabea, que ocupaba el cuarto lugar en dicha candidatura, fue así legalmente elegido, mientras se encontraba en la prisión de Soria.

Diputado de Herri Batasuna

Su condición de parlamentario fue esgrimida con ocasión del juicio contra él celebrado ante la Audiencia Nacional, en junio de 1981, en que fue condenado a un total de 33 años y seis meses de prisión. El presidente del Parlamento autónomo vasco, Juan José Pujana, había reivindicado, sin éxito, la condición de parlamentario de Picabea, exigiendo que en su procesamiento se respetasen los trámites establecidos al respecto en el artículo 26 del Estatuto de Guernica ("durante su mandato, por los actos delictivos cometidos en el ámbito de la comunidad autónoma, los rniembros del Parlamento vasco no podrán ser detenidos sino en caso de flagrante delito, correspondiendo decidir, en todo caso, sobre su inculpación, prisión, procesamiento y juicio al Tribunal Superior de Justicia del País Vasco. Fuera del ámbito territorial del País Vasco, la responsabilidad penal será exigible en los mismos términos ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo").Joseba Sarrionaindía Uríbelarrea, nacido en Durango en 1958, fue detenido el 13 de noviembre de 1980. Acusado de haber partícipado, el 22 de octubre del mismo año, en el secuestro del industrial bermeano José Garavilla -que sería liberado tras el pago como rescate de una fuerte suma de dinero-, Sarrionaindía fue condenado a 30 años de prisión. Colaborador habitual en diversas revistas literarias, profesor de filología vasca en la universidad de Educación a Distancia (UNED) de Vergara, Sarrionaindía obtuvo, una vez encarcelado, varios premios literarios (Ciudad de Vitoria de relatos, Ayuntamiento de Bilbao de cuentos, Resurrección María de Azkue de poesía, etcétera).

El 27 de diciembre de 1980, representantes de la comisión de cultura del Ayuntamiento de Bilbao se desplazaron a la prisión de Carabanchel para entregarle el premio que había obtenido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 8 de julio de 1985

Más información

  • La actuación del cantante Imanol en la prisión se decidió hace una semana