Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GALICIA

Los 100 vecinos estafados en La Coruña adquirieron los pisos antes de que fueran hipotecados

Las investigaciones judiciales sobre la presunta estafa a unos 100 compradores de pisos en La Coruña, que ignoraban que estaban hipotecados, continúan desarrollándose en secreto, pero las declaraciones de los afectados permiten establecer que, en buen número de casos, el constructor Manuel Cortón formalizó las hipotecas cuando los adquirentes ya habían formalizado la compra mediante un contrato privado y entregado la totalidad o gran parte del importe global.

Las declaraciones de los afectados confirman también que el notario Carlos Fraga Carreira había intervenido tanto en la formalización de la hipoteca como, posteriormente, en la escrituración del piso, en la que se testificaba que el inmueble estaba libre de cargas. Según estas fuentes, en un acta notarial -sin precisar su testificador- se incluyeron algunas líneas con posterioridad a su firma. Fraga Carreira no está localizable en La Coruña ni en su despacho, afirmaron por teléfono que estaría ausente de la ciudad "ocho o nueve días".Manuel Cortón Cedrón declaró el martes durante tres horas ante el juez y el fiscal delegado para el caso, José Ramón Piñol, pero se negó a hacerlo a los periodistas. El fiscal sí precisó que el constructor únicamente había explicado el contenido de su autodenuncia y había respondido a preguntas sobre el mismo. "En principio, hay materia delictiva", declaró el fiscal, "porque sino no se hubiese cursado la autodenuncia".

Aunque los casos de presunta estafa y falsedad difieren notablemente tanto en las circunstancias de cada afectado como en su relación legal con la constructora, de las declaraciones de los perjudicados se desprende que las hipotecas fueron realizadas después de haber firmado un contrato privado para adquirir el piso (y, en algún caso, después de comprobar en el registro de la propiedad que estaba libre de cargas). Ramón Tenreiro, ex socio de Manuel Cortón en Construcciones Mezonzo, la empresa que construyó uno de los edificios afectados, señaló en una carta a la prensa que la sociedad desconocía la existencia de hipotecas sobre pisos del edificio y tampoco había ingresado en sus cuentas dinero procedente de las mismas.

A pesar de que las entidades bancarias y de ahorro propietarias de las hipotecas han manifestado a los afectados que mantendrán una postura de espera y negociación, a alguno de los propietarios le ha sido ya notificado el embargo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de junio de 1985