Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil desarticula un comando 'etarra' en una operación en la que fueron detenidas 17 personas

JOSÉ LUIS BARBERÍA Un total de 17 personas, entre ellas los integrantes de un supuesto comando legal armado de ETA Militar, fueron detenidas ayer en la localidad guipuzcoana de Ataun, en el transcurso de una amplia y espectacular operación desarrollada de madrugada por fuerzas de la Guardia Civil. Entre los miembros del comando terrorista detenido figura, según la policía, el alumno en fase de prácticas de la Ertzantza (cuerpo de la policía autonómica vasca) José María Lizarraga Goikoetxea, destinado actualmente en el cuartel de Beasáin.

Otro alumno en prácticas de la Ertzantza, primo del anterior, formó parte supuestamente de este mismo comando hasta hace ocho meses, en que falleció víctima de un accidente de circulación cuando viajaba en su moto. La confirmación de estos datos permitiría deducir que ETA Militar trata de infiltrarse en la Ertzantza, en un momento en que se reclama un mayor protagonismo de la Policía Autónoma vasca en la lucha contra el terrorismo.Fuentes del Ministerio del Interior señalaron ayer que el comando detenido es el resultado de la unión de dos grupos parcialmente desarticulados, los comandos Axio y Zorrotza. Ayer, la Guardia Civil localizó en un piso franco, cuya ubicación no ha sido establecida, dos metralletas, cinco pistolas, siete u ocho granadas y explosivos utilizados por el grupo terrorista.

La noticia de la detención de un comando operativo, según la terminología policial, fue confirmada en la mañana de ayer desde Italia por el propio ministro del Interior, José Barrionuevo, y comunicada al presidente del Gobierno por el subsecretario Rafael Vera. El viceconsejero de Interior del Gobierno vasco, Eli Galdós, manifestó a este periódico que la Ertzantza y el Gobierno vasco se sienten disgustados y preocupados por las repercusiones que este hecho puede acarrear en estos momentos, pero desde luego no sorprendidos.

"Un chico como tantos"

"La infiltración de un terrorista no puede sorprendernos, porque", dijo, "responde a la realidad misma de este país y es algo que ocurre a las mejores familias. Nuestros informes indicaban que José María Lizarraga era un chico sin antecedentes que, como tantos otros jóvenes en cualquiera,de nuestros pueblos, ha tratado con militantes de Herri Batasuna, pero que desde hacía al menos un año estaba separado de estos círculos e incluso había llegado a enfrentarse físicamente con algunos de sus antiguos conocidos que colocaban barricadas y provocaban disturbios callejeros".

"En un colectivo tan importante como el de la Ertzantza", señaló Eli Galgós, "no es imposible que se produzcan infiltraciones, pese a la selección rigurosa y minuciosa que llevamos a cabo".

El viceconsejero de Interior del Gobierno vasco teme que ahora se desate una campaña política contra la policía autonómica para des calificar la petición del Gobierno vasco de que la Ertzantza sustituya a las fuerzas de seguridad del Estado.

Aseguró estar convencido de que José María Lizarraga habría sido detectado inevitablemente a medio plazo, y dijo que ningún cuerpo de las fuerzas de seguridad del Estado está a salvo de las infiltraciones. "Este hombre llevaba muy poco tiempo con nosotros; se puede actuar durante algún tiempo, pero no indefinidamente, y al final habría sido descubierto por sus propios compañeros", indicó.

Un precedente a este caso está en Juan Manuel Pomar Méndez, que huyó a Francia en enero de 1983, y que estaba supuestamente implicado en el secuestro de Orbegozo.

La operación policíal se inició a las tres de la madrugada y finalizó pasadas las diez de la mañana. Fuerzas de la Guardia Civil aislaron diversos barrios de Ataun instalando controles, mientras otros efectivos de ese cuerpo iniciaban los registros domiciliarios o tomaban posiciones en el casco urbano y en las pistas de los montes próximos para evitar eventuales fugas. Al menos seis detenidos lo fueron en los controles.

La mayoría de los vecinos de Ataun que permanecen incomunicados bajo la ley antiterrorista son sospechosos de colaborar con el comando armado. Los nombres de los detenidos facilitados por el Ayuntamiento de Ataun y, como es habitual, no confirmados por el Gobierno Civil de la provincia, son: Mariano Imas, de 26 años; Juan Carlos Múgica, de 22; Yolanda Zurutuza, de 24; José Antonio Rodríguez, de 24; Lander e Iñaki Imas de 26 y 19 años, respectivamente; María Ángeles Ayerbe Arredi, de 24; Jon e Iñigo Goicoetxea, de 19 y 18 años, respectivamente; Pello y José Antonio Arratíbel Eskizabel, ambos de 17 años; Lucio Goicoetxea, de 25 años; José María Lizarraga Goicoetxea, y José e Isidro Suquía Aruabarrena.

María Ángeles Ayerbe fue puesta en libertad en el mismo Ataun a las siete de la tarde de ayer tras prestar declaración en el cuartel de la Guardia Civil del barrio de Intxaurrondo, en San Sebastián Yolanda Zurutuza Apalategui es prima del dirigente de ETA Miguel Ángel Apalategui Ayerbe, Apala.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de junio de 1985

Más información

  • Entre los arrestados figura un alumno en fase de prácticas de la policía autonómica vasca