Gobierno intensifica su campaña para convencer a la sociedad de que no hay recorte de pensiones

El Gobierno intensificará la campaña de convencimiento a los ciudadanos españoles sobre su opinión de que la reforma de las pensiones futuras no supone un recorte de las mismas. En cualquier caso, el Ejecutivo -que no retirará el proyecto ni lo modificará en sus aspectos sustanciales en el trámite parlamentario- opina que el malentendido que sobre este aspecto se ha extendido entre partidos políticos y sindicatos prácticamente sin excepciones se despejará cuanto entre en vigor la ley y "los pensionistas se den cuenta de que no salen perjudicados con la reforma, según Joaquín Almunia.

Para el titular de Trabajo, la reforma de las pensiones no tendrá consecuencias políticas para el partido socialista, pero sí podría tenerlas "el que los socialistas, incluyendo UGT, no nos pusiéramos de acuerdo".Joaquín Almunia afirmó, en un encuentro con informadores de la Agrupación de Periodistas de Información Económica (APIE), que la sociedad debe ser consciente de que se superarán los tres millones de parados, porque el desempleo es un problema que no cambia de un mes para otro. Almunia negó rotundamente que la política económica que aplica el Gobierno socialista tenga un carácter liberal-conservador, cada vez más acentuado.

Asimismo negó que el cuadro macroeconómico actual, con inflación y paro crecientes e inversión y consumo privado negativos, pueda ser considerado como "para desatar una crisis de Gobierno". "Las crisis cada vez se desencadenan menos en relación con los cuadros macroeconómicos. Hay que hacer análisis micro, aplicar políticas de oferta. El mayor reto del Gobierno no es el cuadro macroeconómico, sino ser capaz de generar nuevos empresarios".

El encuentro de Almunia con los periodistas económicos se inscribe dentro de los contactos que el Ministerio de Trabajo viene desarrollando para convencer a la opinión pública de la bondad de la reforma de las pensiones. Estos contactos son complementados por una campaña de información para la que, según estimaciones del propio ministerio, se han destinado unos 25 millones de pesetas. Las mismas fuentes precisaron que la "verdadera campaña empezará con la entrada en vigor de las medidas".

El popular abuelo de la serie radiofónica Los Porretas ha repetido desde las principales emisoras que las pensiones no se recortaban, y el ministro de Trabajo, Joaquín Almunia, ha enviado una carta personal a cada uno de los actuales pensionistas en las que les alerta sobre informaciones demagógicas que hablan de un falso recorte de pensiones y les asegura que sus pensiones no serán reducidas, sino que, por el contrario, se incrementarán como en años anteriores.

También dentro de esta campaña y para atender las numerosas demandas de información, Trabajo ha establecido un servicio de información telefónica. El servicio está atendido por un contestador automático que, tras una sintonía que fue utilizada en su día por una emisora nacional para abrir sus informativos, una voz explica que no habrá recortes de pensiones y las novedades de la futura ley.

Por otra parte, Marcelino Camacho anunció ayer en Barcelona, en un mitin celebrado en la plaza de Catalunya, al que asistieron unas 2.500 personas, el propósito de presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional, si se aprueba el proyecto sobre pensiones. Camacho señaló que el Gobierno había aportado más de un billón de pesetas al Fondo de Garantía de Depósitos para salvar a los bancos en crisis, que era precisamente la cantidad en que las propias autoridades habían estimado el déficit de la Seguridad Social.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 06 de junio de 1985.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50