Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNALES

Uno de los acusadores en el sumario de la colza, cuestionado por sus compañeros

El abogado José Merino, uno de los acusadores particulares en el sumario de la colza, ha sido cuestionado como querellante por sus compañeros de acusación. Merino interpuso querella en su propio nombre y en el de sus hijos, a raíz del fallecimiento de su esposa María Concepción Navarro Hernández a la que consideraba afectada por el síndrome tóxico.Sin embargo, la autopsia y el análisis de vísceras realizado por siete médicos ha determinado que María Concepción Navarro no padeció, ni falleció como consecuencia del síndrome tóxico. La Magistratura de trabajo número 14 de Madrid se pronunció recientemente en ese mismo sentido al desestimar la demanda presentada por Merino contra el Plan Nacional del Síndrome Tóxico.

El abogado Merino ha sido denunciado por otros miembros de la acusación por ejercer el papel de abogado defensor encubierto. Pertenece al mismo despacho que Manuel Vera, que llevó la defensa del procesado Abascal, y sostiene que la causa del síndrome no es el aceite sino un pesticida organofosforado. Otros acusadores han pedido al juez que deje sin efecto la personación de Merino en el sumario, así como la prueba pericial del doctor Frontela que había sido solicitada por él.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de abril de 1985