La mayor empresa exportadora es casi una desconocida

El Gobierno español acaba de elaborar la primera estadística amplia, "todavía incompleta", de las empresas exportadoras de armas y las cantidades vendidas entre 1982 y 1984. En la relación hay 97 firmas. Sólo en 1984, una sola empresa exportó más de 10.000 millones de pesetas, aproximadamente el 10% del total. Según fuentes oficiales, la empresa se llama Gamesa y es casi desconocida entre quienes desde el Gobierno supervisan esas actividades.Gamesa aparece en el Directorio de Consejeros y Directores como una sociedad de Vitoria cuyo objeto social es la "mecanización de piezas". En la guía telefónica madrileña aparece Gamesa como industria de "estructuras metálicas". Con el nombre de Gamesa, SA, funciona hace años una firma con oficinas en Cataluña que suscribió contratos de construcción en Argelia y Egipto y construyó una fábrica de explosivos en Libia.

Más información
El Gobierno reconoce que no controla el destino final de las exportaciones de material bélico español

Otra de las firmas más conocidas es Alkantara Iberian Exports Limited, creada en 1978 con el 50% del capital del INI y Fomento del Comercio Exterior (Focoex), y el otro 50%, de la firma Triad International, de capital saudí. La sociedad tiene su sede en la calle Upper Brook, de Londres, y oficinas en Madrid y Riad. Su actividad es el "fomento de las exportaciones españolas a países árabes e iberoamericanos".

El Hughes de Oriente Próximo

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En el mismo edificio de Alkantara en Madrid está Upbrook, con oficinas en El Cairo, Luxemburgo, Londres y París. ¿Cuál es la sede central de Upbrook? "Depende de dónde esté el negocio", contesta una empleada. En Alkantara y Upbrook, una de las personas con mayor control es Adnan Khashoggi, un saudí de 49 años considerado uno de los hombres más ricos del mundo. Khashoggi, muy bien relacionado con las personalidades españolas, posee el Nabila, el yate con las letras de oro. Jaime de Mora actúa como su secretario personal en España.

Muchos de los negocios de Khashoggi en España han sido realizados con el asesoramiento jurídico de Francisco Jiménez Torres, ex presidente del INI que promovió la introducción en España del Saudes Bank. Jiménez Torres es accionista de la empresa Inter Trade Consult, dedicada a "consultorio y comercialización". En el área de la defensa, Inter Trade trabaja con los países nórdicos. Jiménez Torres trabajó en favor del avión F-16 en el programa FACA.

Defex, SA, es la empresa más controlada por el sector público dedicada a la "comercialización de material de defensa en el exterior". Creada en 1972 por las mayores empresas públicas de defensa -Santa Bárbara o CASA- y privadas -Explosivos Alaveses (Expal) o Esperanza-, sólo en 1984 ganó 540 millones de pesetas. Defex actúa en los mercados árabe y del África negra. Uno de los productos con mayor éxito son las bombas de napalm, fabricadas por Expal bajo el nombre de BR y con variedades de 50 a 500 kilos.

Otra empresa del sector es Defense Development, con sede en Madrid. Fue creada en 1983 por Iñigo Calonge y Álvaro Cervera, ex directivos de Defex. Defense Development trabaja fundamentalmente con países árabes, según uno de sus empleados.

Tanto estas empresas citadas como otras del sector importación-exportación de material bélico -Cipsa, Amesa, Caesa, Diete o la oficina de Euromissile, dirigida por Luis Ecenarro- ocultan los datos concretos sobre operaciones hechas, ganancias o destinatarios.

La mayoría de estas empresas cuenta con el asesoramiento de los bufetes de abogados más prestigiosos, en los que trabajan políticos o ex políticos como Jiménez Torres, Rafael Escuredo, Antonio Garrigues, Luis Domenech o Luis Ortiz. En el sector también se mueven "personas de la nobleza que siempre empiezan diciendo que tienen gran influencia sobre las más altas instancias de la nación", según asegura una alta fuente gubernamental, y también "antiguos miembros nazis del Ejército alemán que se refugiaron en España", según afirma un intermediario en el mercado de armas entre Europa y los países árabes.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Carlos Yárnoz

Es Defensor del Lector, llegó a EL PAÍS en 1983 y ha sido jefe de Política, subdirector o corresponsal en Bruselas y París. El periodismo y Europa son sus prioridades. Como es periodista, siempre ha defendido a los lectores. Ahora, oficialmente.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS