La Embajada de EE UU explicó que ignoraba la acción de los dos espías norteamericanos

La Embajada de Estados Unidos en Madrid aseguró al Gobierno español que los dos funcionarios norteamericanos sorprendidos a finales de enero cuando realizaban presuntas actividades de espionaje actuaban "sin autorización ni instrucciones" del Gobierno al que representaban en España, y se ofreció a sacar a ambos del territorio español en el plazo de 48 horas. El ministro de Asuntos Exteriores, Fernando Morán, explicó así el incidente, en una comparecencia ante el Pleno del Senado para responder a una interpelación del representante del Grupo Parlamentario Popular Javier Rupérez.

El ministro dijo que esta respuesta de la embajada estadounidense, contenida en una nota verbal, seguía a otra nota del mismo carácter enviada por el Gobierno español en la que comunicaba a Washington que los funcionarios fueron detenidos "cometiendo actos que nos parecían exceder sus funciones". También sugirió que la expulsión de los dos había sido solicitada por Madrid, en cumplimiento del artículo 41 del Tratado de Viena.Tanto Morán como Rupérez, diplomáticos de profesión, se mostraban extremadamente cautos en el lenguaje empleado durante el debate, hasta el extremo de evitar emplear el término espías para referirse a los dos funcionarios americanos sorprendidos cuando trataban de fotografiar el sistema de comunicaciones de la Moncloa.

El ministro, tras alegar la necesidad de "reservar las buenas relaciones con un país aliado", se mostró, además, particularmente hermético respecto a las circunstancias que rodean este caso, que había despertado una gran expectación en el Pleno de la Cámara alta, sesión que carecía, por lo demás, del menor interés.

Pese a todas las cautelas, Rupérez solicitó la creación de una comisión sobre asuntos relativos a organismos de información e inteligencia del Estado. Esta iniciativa contó con el apoyo de senadores centristas y de la Minoría Catalana.

Un primer paso

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El portavoz de la oposición conservadora en el Senado, Miguel Arias, llegó a afirmar que esta comisión, de carácter especial y secreto, sería "un primer paso" hacia la creación de una comisión de carácter permanente, algo no regulado en el reglamento de la Cámara alta.

Pero el representante del Grupo Socialista, Rafael Estrella, se opuso. Se declaró satisfecho con la explicación dada por Morán, y reprochó, de paso, a la oposición el uso que habitualmente hace de los trabajos de las comisiones de investigación, filtrándolos a la prensa. Ésta fue la única pugna registrada en torno a la interpelación, presentada por Rupérez "no con carácter punitivo ni de control, sino, simplemente, como una reflexión conjunta con el Gobierno".

Viajar a Moscú

Rupérez no quiso extenderse en más comentarios ante la patente falta de respuesta que encontraron sus muchas interrogantes en torno al caso de los dos espías norteamericanos, ni ante la negativa de Morán a comparecer en la dúplica de rigor tras la réplica del senador.

Además, Javier Rupérez se congratuló -"es un buen precedente", dijo- de que el ministro prefiriese cumplir sus deberes parlamentarios a viajar a Moscú para asistir a las exequias de Konstantín Chernenko.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS