Manifestación y protestas en Teruel contra el cierre de una azucarera

El pleno del Ayuntamiento de Santa Eulalia del Campo (Teruel) ha enviado un escrito al presidente del Gobierno, Felipe González, en el que solicita su mediación para que no se cierre la azucarera instalada en dicha localidad. Asimismo, unos 500 remolacheros de 21 pueblos de las comarcas de El Jiloca y de Alfambra, que se verán afectados por el cierre de la fábrica, se manifestaron ayer en Teruel ante el Instituto Nacional de Empleo para protestar por dicha medida y solicitar el subsidio de desempleo. Se apuntaron al paro unos 300 agricultores.La empresa propietaria de la azucarera, Compañía de Industrias Agrarias (CIA), no ha aceptado la oferta del Ministerio de Agricultura para el mantenimiento de la fábrica, y que consistía en ampliar el cupo de producción de remolacha hasta 120.000 toneladas y la prestación de ayuda económica para mantener abierta la factoría durante algunos años. La CIA alega falta de rentabilidad y que necesitaría unos 1.000 millones de pesetas para reconversión tecnológica, ya que la actual maquinaria se ha quedado obsoleta.

5.000 familias afectadas

Representantes de diversos organismos oficiales de Teruel realizarán en los próximos días un viaje a Barcelona para entrevistarse con los propietarios de la azucarera y evitar su cierre.

Se calcula que se verán afectadas por el cierre de la fábrica unas 5.000 familias de la zona y se dejarán de cultivar unas 1.500 hectáreas de remolacha, para las que los agricultores no tienen cultivos alternativos. Asimismo, se perderán unos 200 puestos de trabajo, entre fijos y eventuales, y Santa Eulalia del Campo perderá un mínimo de 200 vecinos, ya que los trabajadores fijos de la azucarera serán trasladados a otras regiones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 11 de marzo de 1985.

Lo más visto en...Top 50