Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España busca en Cabo Verde asilo para 'etarras' deportados

El subsecretario del Ministerio del Interior, Rafael Vera, se entrevistó el pasado jueves en Praia, capital de Cabo Verde, con el presidente de esa república, Arístides Pereira, a quien le entregó un mensaje personal del presidente del Gobierno español, Felipe González, cuyo contenido no ha sido revelado. El encuentro está relacionado con la "urgente necesidad" del Gobierno español de encontrar nuevos países africanos dispuestos a aceptar en su territorio a miembros de ETA Militar expulsados de Francia, informó, no obstante, una fuente no oficial de Cabo Verde.

Rafael Vera encabezaba una misión secreta española, que integraban el director general de la Guardia Civil, teniente general José Antonio Sáenz de Santa María; su ayudante personal, el comandante José Moreno Wirtz; el embajador de España en Senegal, José Antonio López Zatón; y el inspector del Cuerpo Superior de Policía Tomás Castro Bermejo. Vera fue recibido en el palacio presidencial de Praia por el presidente Pereira, a quien entregó un mensaje personal de Felipe González en calidad de secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE).Pereira, aparte de presidente de este país, es también secretario general del Partido Africano para la Independencia de Cabo Verde (PAICV), condición empleada por González para dirigir su mensaje.

La visita a ciudad de Praia de esta misión española se produce a escasos días de la llegada a Cabo Verde del embajador de España en Senegal, José Antonio López Zatón, que era portador de otro mensaje del presidente del Gabinete español, aunque esta vez dirigido al primer ministro del Gobierno de esta República, Pedro Pires. El contenido de este primer mensaje y su eventual contestación por parte de Pires tampoco han sido revelados.

Estas gestiones de alto nivel proseguirán en las próximas semanas, según la fuente consultada, ya que está previsto que en breve presente sus credenciales como embajador de Cabo Verde en España el actual representante en Lisboa, Carlos Reis. También se espera que en el próximo mes de febrero visite Madrid el primer ministro de Cabo Verde, Pedro Pires, invitado personalmente por Felipe González.

Aunque en Cabo Verde se insiste en que esta ofensiva política y diplomática de España está relacionada con un supuesto envío de etarras a esta República, el contenido secreto de las conversaciones y la no confirmación oficial por parte de los dos países amplía el abanico de hipótesis que, también en relación con ETA Militar, se concretan en otras dos: la posibilidad de que el Gobierno español elija este país como zona neutral para un supuesto encuentro con algún miembro de la cúpula de la organización terrorista; o la solicitud de ayuda a Cabo Verde, dada su influencia diplomática en África, para incrementar el número de países dispuestos a recibir o mantener etarras, esto último en relación directa con la República de Togo.

En Togo se encuentran desde el pasado mes de septiembre cuatro miembros de ETA, que precisamente cumplieron el día que se desplazó Vera a Cabo Verde cuatro meses justos de estancia. Los etarras, todos ellos de la rama militar de la organización, son Ángel Castrillo Alcalde; Francisco Javier Alberdi Beristain; José Manuel Galdós Oroz y Luciano Izaguirre Mariscal. Las gestiones para el envío las realizó el Gobierno francés con los representantes de Togo, país del área francófona. Sin embargo, semanas después Francia intentó sin éxito deportar a las islas Seychelles, también en África, al dirigente etarra Isidro María Garalde, Mamarru, gestión que fracasó y provocó un bloqueo de la política de expulsiones. Por otro lado, una semana después de iniciado este viaje de Rafael Vera, ayer fue detenido cerca de Bayona el etarra Santiago Lasa Mitxelena.

"No hay nada que decir"

El portavoz oficial del Ministerio del Interior español, consultado el jueves sobre el viaje de Vera a Cabo Verde, respondió que "no hay nada que decir" en torno a la noticia, que ni siquiera confirmó. No obstante, fuentes oficiosas del departamento han venido confirmando en los últimos tiempos las dificultades existentes para la deportación de etarras, especialmente en la búsqueda de países dispuestos a recibirlos.Estas mismas fuentes revelaron que el Gobierno francés ha venido pidiendo en los últimos meses al español que realice gestiones con otros países para proseguir la política de confinamientos.

Cabo Verde es la nación más influyente de las cinco de habla portuguesa del continente africano, que son, además de esta República, Guinea Bissau, Angola, Mozambique, y Santo Tomé Príncipe. La diplomacia de Cabo Verde se ha mostrado siempre abierta a ceder su territorio para cualquier iniciativa de paz, como lo demuestran los encuentros que han venido sosteniendo en Praia representantes diplomáticos de EE UU y de la República Surafricana para desbloquear el problema de Namibia.

Esta disposición a ceder sus territorios para iniciativas de paz hasta ahora se ha limitado a países africanos, especialmente cuando entre ellos hay algunos de habla portuguesa, si bien no se descarta, dado el interés de Cabo Verde en potenciar su diplomacia, que cualquier solicitud de brindar su territorio o realizar gestiones con otros países, incluso con los que no fueran africanos, "sería estudiada", según la fuente consultada, siempre que "se produjeran buenas contrapartidas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 31 de enero de 1985

Más información

  • Viaje del subsecretario de Interior y de otras autoridades a la república africana