Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pocas novedades en la contratación de ganaderias para los 'sanfermines'

La Casa de Misericordia de Pamplona, entidad organizadora de la Feria del Toro, que se celebrará del 7 al 14 de julio en esta ciudad, con ocasión de las fiestas de San Fermín, ha contratado las ocho ganaderías que se lidiarán en estos sanfermines. La comisión taurina de la Casa de Misericordia no ha incluido novedades importantes con relación a las ganaderías contratadas en años anteriores para esta fecha, de la que desde hace tiempo siguen ausentes las reses de Victorino.Las ganaderías elegidas tras numerosas gestiones son las de Eduardo Miura (fundada en 1849), Pablo Romero (1888), Félix Hernández Barrera (1942), Herederos de Salvador Guardiola (1945), Herederos de José Cebada Gago (1946), Fermín Bohórquez (1951), Herederos de José Luis Osborne (1959) y Marqués de Domecq (1966).

La comisión organizadora de las fiestas de San Fermín, por otra parte, ha elegido el cartel que anunciará los sanfermines 1985 por todo el mundo, y que es obra del pamplonés Javier Idoate. Su autor percibirá 200.000 pesetas de premio. Esta obra mantiene el estilo pop-art y la tradición cartelista. El alcalde de Pamplona, el socialista Julián Balduz, ha descrito este cartel como una mezcla de colorido que representa el significado de la fiesta con un elemento tradicional como es la música en la calle.

Al mismo tiempo que se ha dado a conocer el carte, se ha reunido por vez primera la comisión de fiestas, presidida por el Julián Balduz. El grupo de Unión del Pueblo Navarro (UPN) en el Ayuntamiento de Pamplona ha presentado una petición para que en esta comisión no participen los representantes de las peñas y los corredores del encierro, por entender que éstos apoyan la obstaculización de un acto tan tradicional como es el riau-riau, y que el año pasado tuvo que ser suspendido.

El representante de UPN en esta comisión ha dirigido una carta al alcalde de Pamplona en la que señala que "entiendo que la presencia de esas personas en la comisión de fiestas es una falta de respeto hacia los pamploneses y al mismo tiempo una dejación de autoridad y orden en favor de una minoría radicalizada". Esta petición será estudiada por el Ayuntamiento de Pamplona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de enero de 1985