Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marcos Eguizábal retira su oferta de compra por las bodegas Paternina, del grupo Rumasa

Marcos Eguizábal Ramírez, empresario riojano que aparecía hasta ayer como el candidato más cualificado para la adquisición de bodegas Paternina, del grupo Rumasa, después de haber adquirido hace unos meses las bodegas Lan y Franco-Españolas, manifestó ayer su decisión de retirarse de la operación de compra y no mejorar su oferta inicialmente presentada el pasado día 18, rechazando el ofrecimiento en este sentido realizado en la tarde del martes por los actuales administradores del Grupo Rumasa para que mejorase sus condiciones.La oferta de Marcos Eguizábal por bodegas Paternina era de 610 millones de pesetas, haciéndose cargo de una parte del pasivo, que asciende a unos 2.400 millones de pesetas. El empresario riojano recibió el martes por la tarde indicaciones de que debía subir su oferta de forma considerable, en torno a unos 200 millones de pesetas, para teller acceso a la compra, lo que le ha decidido a abandonar la operación, ya que, en su opinión, las cifras que se están barajando son demasiado altas para una empresa que ha tenido pérdidas durante el año pasado por valor de 250 millones de pesetas, lo que a los precios actuales de reposición del vino supondría unos 440 millones de pesetas.

La oferta presentada por Marcos Eguizábal incluía un proyecto de inversiones de unos 1.000 millones de pesetas, más de la mitad de los cuales servirían para reponer las existencias de vino en una bodega que se encuentra bastante desabastecida, y el resto para promover una amplia campaña publicitaria, principalmente en Estados Unidos y en Japón.

Savin y Pedro Rovira

La retirada de Marcos Eguizábal deja como máximos candidatos para la compra de Paternina al grupo Savin y al empresario catalán Pedro Rovira, ofertas que con la de Eguizábal parecen contar con mayores posibilidades de adjudicación entre las seis presentadas. El próximo lunes, día 28, se reunirá la comisión asesora para la reprivatización, de donde saldrá el nombre del candidato, que será propuesto al Consejo de Ministros.Tanto Eguizábal como Movira y Savin, habían competido anteriormente por la compra de bodegas Franco-Españolas, que finalmente fueron adjudicadas al primero de ellos, cuando todo parecía indicar que sería Savin el comprador. Este grupo vinícola, al igual que Pedro Rovira, que también presentó oferta por Bodegas Lan, están muy interesados en comprar alguna de las bodegas expropiadas al holding en La Rioja. El empresario catalán Pedro Rovira, introducido en el mercado de vinos dulces y vinos comunes, fue el comprador de la firma Calisay.

El proceso final de la reprivatización de Bodegas Paternina ha despertado gran expectación en medios políticos y empresariales de La Rioja. En contra de Savin, que es la principal bodega de La Rioja, al controlar casi el 20% del mercado gracias a Campo Viejo, aparece el temor a una excesiva concentración del negocio del rioja, aunque se concede que es un grupo experto y gran conocedor del sector vinícola riojano. En las instalaciones que el grupo Savin tiene en Logroño se desconocía estos días cualquier dato sobre el desarrollo concreto de las negociaciones, señalando que éstas están siendo llevadas directamente por la dirección del grupo.

Paternina fue la segunda bodega exportadora de vinos de La Rioja durante 1984, después de AGE, con una facturación de unos 700 millones de pesetas. En conjunto Bodegas Paternina comercializan aproximadamente el 8% del total de vino de rioja, lo que las sitúan ,en el sexto lugar de las bodegas riojanas en cuanto a su volumen de venta.

Marcos Eguizábal perderá así la posibilidad de auparse al segundo puesto del ranking bodeguero riojano. Eguizábal, dueño de una bodega contigua a la de Paternina, pretendió desde un principio reunificar la vieja propiedad del marqués de Terán y hacer un gran museo del vino de Rioja.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de enero de 1985