Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los trabajadores excedentes del astillero Euskalduna deciden acogerse al Fondo de Promoción de Empleo

Los trabajadores del astillero Olaveaga, de Bilbao -antiguo Euskalduna-, acordaron ayer en asamblea acogerse al Fondo de Promoción de Empleo, previsto para los trabajadores excedentes como consecuencia de los planes de reconversión naval. Con esta decisión parece cerrarse un conflicto laboral que ha durado cerca de tres meses, en los que han proliferado los enfrentamientos con la fuerza pública y que se ha saldado con un muerto por infarto, un herido de bala y otro quemado durante la ocupación de la factoría por fuerzas de la Policía Nacional, así como numerosos contusionados.

Un total de 4.620 trabajadores de grandes astilleros, de entre los 8.212 excedentes del sector, han hecho la solicitud de integrarse a los Fondos de Promoción de Empleo, lo que representa un 56% del total, según informaron ayer fuentes del Instituto Nacional de Industria (INI).El menor número de peticiones recibidas corresponde a Astano, de El Ferrol, de donde sólo se han recibido 659 cartas de 3.389 escedentes. De Astilleros Españoles de Cádiz se han remitido 550 solicitudes de 581 excedentes; de la factoría de Sevilla 260 sobre 272; de la de Manises 110 de 111; de Sestao 737 de 826, y de Euskalduna se habían recibido ayer 1.341 de un total de 2.234 excedentes. También se habían recibido ayer otras 450 cartas que no habían sido preocesadas.

Aunque el plazo para acogerse a los fondos concluyó el día 27, el INI ha anunciado que aceptará todas las solicitudes que lleguen por correo en los próximos días.

CC OO acusó ayer al INI de manipular los datos. En su opinión, no tiene sentido que el instituto valore como aceptación de los fondos la incorporación a los mismos de más de 3.000 trabajadores mayores de 55 años, que tienen la jubilación anticipada asegurada, y de las solicitudes presentadas sólo 1.200 pertenecen a empleados que tienen menos de esa edad. En Astano 2.500 de los poco más de 3.000 trabajadores menores de 55 años no habrían aceptado integrarse en el Fondo.

Los trabajadores de la factoría bilbaína de Euskalduna (Olaveaga, perteneciente a la empresa pública Astilleros Españoles) decidieron ayer, en una asamblea celebrada en los comedores de la factoría, a la que sólo asistieron los 350 trabajadores que habían rechazado la suspensión de empleo cursada por la empresa, acogerse al Fondo de Promoción de Empleo, lo que les da derecho a una cobertura económica por un plazo máximo de tres años en el que su contrato de trabajo queda en suspenso. En caso contrario, los trabajadores se hubieran visto abocados a pasar al desempleo, quedando roto su vínculo laboral con la empresa.

Fin del encierro

En la asamblea se decidió también abandonar el encierro que mantenía en la factoría el 90% de la plantilla desde hace tres semanas. Finalizada la asamblea, los trabajadores se dirigieron al lugar donde se encontraban los tres sindicalistas de ELA-STV en huelga de hambre desde hace 24 días a los que informaron del acuerdo y pidieron que cesaran en su postura.

Los representantes de los sindicatos presentes en la asamblea -CC OO, ELA-STV, LAB y el Colectivo Autónomo de Trabajadores (CAT)- informaron de que habían decidido dejar libertad de elección a sus afiliados para acogerse al Fondo u optar por la rescisión de los contratos. Sólo el representante del sindicato vasco ELA-STV propuso a los trabajadores acogerse a la rescisión de contratos, "para seguir luchando por evitar el cierre definitivo de Euskalduna". Representantes de CC OO declararon, no obstante, que en 1985 seguirán con las protestas contra la reconversión naval propugnada por el Gobierno.

Al finalizar la asamblea los asistentes se dirigieron al lugar donde permanecían en huelga de hambre sus tres compañeros para comunicarles las decisiones que se habían tomado.

A continuación, los miembros del comité de empresa recogieron las 350 cartas de los asistentes a la asamblea y se dirigieron a la sede de Correos, en Bilbao, para depositarlas en el buzón.

Según los planes del Gobierno, la factoría Euskalduna no se cierra, pero sólo quedarán 200 trabajadores dedicados a la reparación de buques, ya que en el astillero no se volverán a construir más barcos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de diciembre de 1984

Más información

  • La plantilla ha protagonizado tres meses de graves conflictos para oponerse a los planes de reconversión naval