Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Continúa el encierro de los trabajadores de Euskalduna

Bilbao / Cádiz

Los trabajadores del astillero bilbaíno de Olaveaga -antigua Euskalduna- continúan su encierro en contra de los planes de reconversión. Hoy martes se cumple la tercera semana de huelga de hambre que mantienen tres trabajadores de dicho astillero que, según fuentes sindicales, mantienen un aceptable estado de salud.La plantilla de Euskalduna celebró ayer una asamblea para analizar la situación del conflicto y en ella se decidió continuar con el encierro y mantener las manifestaciones en la calle. El próximo miércoles celebrarán otra asamblea para preparar un nuevo plan de movilizaciones.

El comité de empresa de la sociedad anónima Echevarría hizo público un comunicado en el que mostraban su solidaridad con los trabajadores de Olaveaga y señalaban que "por la experiencia que desde Echevarría hemos sufrido, consideramos imprescindible la urgente reindustrialización de Euskadi, que solucione problemas como el del personal de Aceriales que se encuentra en el fondo de promoción de empleo, sin esperanzas de posible recolocación, la mayoría de ellos después de cuatro años". Los trabajadores de Echevarría señalan que "antes de incrementar más los fondos, es necesario solucionar el problema de los existentes, creando puestos altemativos de trabajo para todos los excedentes a reestructurar".

La plantilla de Olaveaga se compone de cerca de 2.000 trabajadores que están recibiendo las cartas en las que se les comunica su situación de excedentes laborales.

En Cádiz, unos 500 trabajadores de los astilleros se concentraron a primera hora de la tarde ante el Ayuntamiento para presionar a que el alcalde de la ciudad se comprometiera a apoyar la creación de un cauce de comunicación entre el comité de empresa del astillero y el Instituto Nacional de Industria. El alcalde, Carlos Díaz Medina, prometió realizar dicha gestión pero se negó a apoyar la huelga general convocada para el día 20 de este mes y la manifestación del 21.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de diciembre de 1984