Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos firmas europeas compiten por un contrato millonario de armamento en EE UU

Dos firmas europeas, la francesa Thomson y la británica Plessey, compiten por un contrato de unos 4.300 millones de dólares (alrededor de los 730.000 millones de pesetas) para el aprovisionamiento de material de transmisiones ultraavanzado al Ejército norteamericano.Los sistemas de ambas compañías están destinados a asegurar las comunicaciones en el campo de batalla, sean cuales sean las condiciones atmosféricas o las interferencias electrónicas del enemigo. El Pentágono realiza actualmente los estudios necesarios sobre el material francés y británico y dará a conocer su decisión el próximo mes de mayo, con el propósito de comenzar a contar con el sistema elegido a partir de 1987.

Las dos compañías europeas se han aliado con otros socios norteamericanos para poder tener opción al contrato; los franceses, con GTE y Raytheon, y los británicos, con Rockwell y Standard Telephone and Cable. Los primeros presentan el sistema Rita, operacional desde 1982, mientras que los británicos concurren con el Ptarmigan, que apenas acaba de ser desplegado.

El Reino Unido cree tener mayores posibilidades de conseguir la concesión debido al fuerte déficit comercial armamentístico que padece con respecto a Estados Unidos, mucho mayor en términos absolutos que el francés. Francia, considera que su sistema tiene la ventaja de una mayor experiencia.

En cualquier caso, el contrato es particularmente significativo de cara al futuro de las relaciones de Estados Unidos con los restantes miembros de la OTAN. Europeos y canadienses se quejan constantemente del gran desequilibrio comercial armamentístico que mantienen con Estados Unidos y de las dificultades que encuentran para colocar material bélico a las fuerzas armadas norteamericanas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de diciembre de 1984