Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El historiador Carlos Seco presenta su libro sobre militarismo y civilismo

Militarismo y civilismo en la España contemporánea es el título del libro que el historiador y académico Carlos Seco Serrano presentó el martes en el Instituto de España. Este trabajo aporta una visión panorámica de 130 años de historia española desde la guerra de la Independencia hasta la II República, abordada desde la perspectiva de las relaciones del Ejército con el Estado. El autor ha querido hacer con este estudio un homenaje al Ejército, "que nuevamente ha encontrado las claves de su verdadero honor en el servicio y la defensa de la soberanía del pueblo".

Según la presentación del libro, publicado por el Instituto de Estudios Económicos, éste constituye no sólo un análisis del problema de las relaciones entre el poder civil y el poder militar como hilo conductor de la evolución de España en la época contemporánea, sino una exposición de la historia de España referida a la dualidad civilismo-militarismo.Fernando Chueca Goitia, presidente del Instituto de España, afirmó en el acto de presentación que este libro va más allá del estudio del estamento militar español al tratar las relaciones entre el militarismo y el civilismo", destacando después el contenido del capítulo que se refiere a la época isabelina. "Este libro no trata solamente de los conflictos entre civiles y militares. Hay hombres en España que, al igual que se muestra en la carátula de este libro, están partidos y pertenecen a las dos situaciones; así veo yo entreveradas las funciones de lo civil y lo militar en nuestra historia", concluyó Chueca.

A juicio del autor no puede aceptarse de ningún modo "cierta interpretación de nuestra historia contemporánea que, la reduce a una sucesión de pronunciamientos, cada uno de los cuales se justifica en el anterior. La era de los pronunciamientos y el régimen de los generales culmina y concluye propiamente en la Ramada revolución gloriosa (1868)".

El teniente general Manuel Díez-Alegría manifestó que consideraba este trabajo de gran importancia dado el escaso interés que parecen haber mostrado siempre los historiadores civiles sobre el mundo militar.

"El Ejército español es un fenómeno singular diferente a los otros ejércitos en el resto de Europa. Fue un cuerpo heterogéneo desde la independencia, cuando se integraron a él grupos de ciudadanos que se lanzaron a la lucha espontáneamente". Díez-Alegría hizo un recuento del contenido del libro mostrando su aprobación, pero disintiendo con el contenido del capítulo dedicado a la II República.

Seco Serrano opinó que la disparidad de puntos de vista entre Díez-Alegría y él resalta la voluntad de superar la desgarraduras de la guerra civil.

A Laín Entralgo, director de la Real Academia Española, este libro le había traído luz y tristeza. "Luz, para entender mejor la historia española. Tristeza, porque cualquier lectura que se refiera a los hechos ulteriores a la guerra me trae esta honda y difusa emoción. Mantengo la esperanza de que la reconquista de la democracia logre que el poder civil y el militar cooperen para mantenerla".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de noviembre de 1984