Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La isla-continente celebra elecciones anticipadas / 2

Dos Cámaras y dos referendos

Los australianos elegirán el próximo sábado a la totalidad de los 148 miembros de su Cámara de Representantes y a 46 de sus 76 senadores. Al mismo tiempo se celebrarán dos referendos nacionales sobre sendas enmiendas a la Constitución del año 1901.

La primera de las enmiendas pretende ligar las elecciones al Senado con las elecciones a la Cámara de Representantes (en la actualidad, los términos de los mandatos de los componentes de las dos Cámaras legislativas son distintos), mientras que la aprobación de la segunda enmienda constitucional permitiría un intercambio de poderes entre el Gobierno federal y los estatales.

Para ganar los referendos, el Gobierno necesita una mayoría de votos favorables a nivel nacional y, además, la mayoría en al menos cuatro de los seis Estados que forman la confederación australiana. Algo un tanto dificil si se tiene en cuenta la tradición del país, donde ningún Gobierno ha ganado un referéndum cuando la oposición no ha promovido el .

Ni que decir tiene que los conservadores piden el no a ambas enmiendas, quizá en un intento de no perderlo todo en las urnas el 1 de diciembre.

Los miembros de la Cámara de Representantes son elegidos por mayoría absoluta en cada una de las circunscripciones electorales, al igual que en el Reino Unido. Este sistema promueve el bipartidismo en la Cámara baja, encargada de elegir el Gobierno.

La elección para el Senado, en cambio, se realiza por cómputo proporcional dentro de cada Estado o territorio, considerados en este caso como circunscripciones electorales.

Este sistema proporcional permite la existencia de pequeños partidos en la Cámara alta, que actúan como partidos-bisagra. El Partido Demócrata Australiano, con cinco senadores, es la agrupación que detenta actualmente la balanza del poder en el Senado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de noviembre de 1984