Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ayuda oficial a Rosa Chacel para que no abandone España

La escritora Rosa Chacel, agobiada por problemas económicos, ha decidido suspender su decisión de regresar a Brasil, donde reside su hijo Carlos, tras la oferta del director general del Libro, Jaime Salinas, de hacer lo posible para que ésta pueda trabajar en España. Así, la escritora, de 86 años, cubrirá dos necesidades que le son vitales: la económica y la de vivir acompañada, a su avanzada edad. Rosa Chacel aceptó igualmente una ayuda oficial de dos millones de pesetas que ya le había sido hecha en el mes de junio.

La ayuda monetaria, que ya tiene precedentes, fue considerada por la poeta Clara Janés como "el dinero suficiente para pagar dos años de piso"; se trata de una subvención para que la novelista pueda aguantar hasta la llegada de su hijo.En conversación con este periódico, la escritora se mostró ayer satisfecha. "No es una cuestión de opinión sino de acciones -dijo-. Yo ya he aplazado mi viaje". La oferta le fue hecha a Rosa Chacel ayer en una entrevista a la que también asistieron Clara Janés, amiga de la escritora, y su nuera, María Caetano, brasileña, que esperará a su marido en España y que está encantada con la idea de vivir en España.

Problema de vivienda

La escritora mantiene esperanzas de que su hijo Carlos, arquitecto de 54 años con título argentino, pueda encontrar trabajo en España. Carlos nació en Madrid en 1930, y aunque se marchó de muy niño, ha mantenido el contacto, le gusta España y le gustaría trabajar aquí. Otro problema que se plantea a la familia es el de la vivienda, pues el apartamento que actualmente ocupa Rosa Chacel es pequeño para tres personas. Rosa Chacel dijo que no tiene particular preferencia para vivir en ningún barrio de Madrid, aunque recordó que ella residió de joven en el de Salamanca. "Ahora todo ha cambiado mucho", reconoció.Según explicó la poeta Clara Janés, desde que regresó a España la escritora ha vivido en vilo a causa de su situación económica, hasta el punto de estar pendiente de pronunciar una conferencia para saber si podía llegar a fin de mes. Clara Janés explicó también que la perspectiva de viajar a Valenga, en Brasil, donde reside su hijo, no era muy atractiva para la escritora, ya que esta localidad es más bien pequeña; y, sobre todo, Rosa Chacel está ansiosa de vivir en España, rodeada del idioma en el que escribe. Está previsto que Carlos Pérez Chacel venga a España en febrero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de noviembre de 1984