Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
RELIGIÓN

Nombrados nuevos obispos en Jaca y Valencia

Ciudad del Vaticano

La Nunciatura Apostólica anunció ayer que Juan Pablo II nombró obispo de Jaca a Rosendo Alvarez Gastón, en la actualidad vicario general de la diócesis de Huelva, y a los sacerdotes José Vilaplana Blasco y Santiago García Aracil, obispos auxiliares del arzobispo de Valencia. El primero de ellos es el actual vicario episcopal de la misma archidiócesis para la que ha sido nombrado, y García Aracil es el delegado episcopal para el apostolado de laicos, también de Valencia.

El nuevo obispo de Jaca es natural de Muez (Navarra), donde nació el 10 de agosto de 1926. Cursó los estudios eclesiásticos en el seminario de Pamplona y se ordenó sacerdote el 22 de julio de 1951. Fue nombrado párroco de Larche (Navarra), y en 1955, poco después de ser creada la diócesis de Huelva, se incardinó libremente en ella, donde desempeñó, entre otros, los cargos de director de la casa de ejercicios espirituales de Nuestra Señora de la Cinta, canónigo y rector del seminario. En 1970 se trasladó a Roma para completar sus estudios, obteniendo en el Alfonsinianum el doctorado en teología moral. De regreso a la diócesis de Huelva, fue nombrado párroco de Almonte y, posteriormente, vicario general de la diócesis.

José Vilaplana Blasco, nuevo obispo auxiliar de Valencia, con el título de obispo de Blavía, nació en Benimorful, en la provincia de Alicante, en 1944. Estudió en el seminario mayor de Valencia y fue ordenado sacerdote en 1972. Era en la actualidad vicario de la zona Alcoy-Onteniente.

Santiago García Aracil, nombrado obispo de Proe, es valenciano. Ha sido consiliario diocesano de la JEC y director del Centro de Estudios Universitarios. En la actualidad es el delegado episcopal para el apostolado de laicos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de noviembre de 1984