Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El papel de las diputaciones provoca un nuevo enfrentamiento en el PNV

El pronunciamiento del presidente de la diputación de Vizcaya, José María Makua, favorable a la reforma del estatuto de autonomía, en el caso de que no se respete la personalidad de las diputaciones, ha supuesto, en opinión de la oposición, un desafío al Gobierno vasco. En un discurso pronunciado en el pleno de las juntas generales de Vizcaya, el diputado general anunció su intención de intervenir en las competencias que no le corresponden. Mientras la presidencia del Gobierno vasco no ocultaba su indignación, la dirección del Partido Nacionalista Vasco (PNV) declinó hacer declaraciones.Que las dos partes en litigio -Gobierno vasco y diputaciones- no coincideran, ni siquiera, en la interpretación del pacto suscrito en el Consejo Vasco de Finanzas era un hecho que ninguna fuerza política descartaba. Sin embargo, la oposición no daba crédito ayer al mensaje de José María Makua, que, en su opinión, contradecía la visión del Gobierno autónomo.

El vicepresidente del Gobierno vasco, Mario Fernández, se había mantenido en la tesis de que, tras el acuerdo del Consejo Vasco de Finanzas, quedaba claro que todas aquellas materias que no sean reconocidas explícitamente en el estatuto para las diputaciones, pertenecen al Gobierno vasco, como prevé el artículo seis de la Ley de Territorios Históricos. José María Makua, eligió este mismo artículo como ejemplo de una de sus principales discrepancias, ya que él se muestra partidario de que únicamente pertenecen al Gobierno vasco aquellas competencias enunciadas como tales en el estatuto.

Fuentes de la presidencia del Gobierno vasco, consultadas por EL PAIS, señalaron ayer que Carlos Garaikoetxea "como presidente de Gobierno, no admitirá la actuación discrecional de unas instituciones en las competencias de otras, una vez hecha la distribución de las mismas por la Ley de Territorios Históricos". La misma fuente añadía que "el Euskadi Buru Batzar debe ser el primero en respaldar tal criterio, salvo que se cambie o incumpla el acuerdo de la asamblea de Zarauz y se altere las bases establecidas para asumir su candidatura como lendakari.

Críticas de la oposición

Para la oposición parlamentaria vasca, que aguarda el segundo turno de conversaciones con Carlos Garaikoetxea y Mario Femández, el lendakari está quedando en una condición de dudosa representatividad como interlocutor válido entre el espectro peneuvista y las restantes fuerzas políticas. El representante socialista Juan Manuel Eguiagaray señalaba que las expresiones del diputado general de Vizcaya son "radicalmente contrarias a las tesis de Garaikoetxea". Para Eguiagaray -que calificó de "irresponsable" el pronunciamiento de Makua- los nacionalistas deberían aclarar el modelo de gobierno que prefieren porque, de ello dependerán las posibilidades de negoiciación, con los grupos de la oposición.Para Jaime Mayor Oreja, de Coalición Popular, "ya no se puede decir que los nacionalistas tengan un proyecto híbrido, sino que existen dos modelos en el PNV en tomo a la configuración interna de la comunidad autónoma. La crisis no sólo es institucional sino entre instituciones y el discurso de José María Makua es diametralmente opuesto al de Mario Fernández". Jaime Mayor Oreja, reconocía su coincidencia con el diputado foralista, José María Makua, en la la preocupación por el futuro de las diputaciones.

Javier Markiegui, de EE, declaró a este respecto que "José María Makua, con su filosofía de defensa de la soberanía del territorio histórico rompe, unilateralmente, el equilibrio entre las fuerzas políticas vascas que se consiguió con la firma del estatuto de autonomía".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de noviembre de 1984