Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ETA Militar crea un aparato de seguridad en Francia para defenderse, de los GAL y del acoso de la policía

La organización terrorista ETA Militar ha creado un aparato de seguridad en el sur de Francia con el que pretende defenderse de las acciones criminales de los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL) y sortear el acoso de la policía de aquel país. La puesta en marcha de este aparato de seguridad, a cuyo frente se encuentra Francisco Múgica Garmendia, Artapalo, ha llegado a conocimiento del Servicio de Información de la Guardia Civil (SIGC) "a raíz de los interrogatorios a que fue sometido tras su detención, el 15 de junio pasado, el etarra liberado Jesús María Zabarte Arregui y de otras conridencias", informan fuentes de la Dirección de la Seguridad del Estado (DSE).

Junto a Francisco Múgica Garmendia -el segundo brazo operativo de la dirección de ETA tras Juan Lorenzo Santiago Lasa Mitxelena, Txiquierdi-, forman este aparato de seguridad los también miembros liberados de la organización Faustino Estanislao Villanueva Herrera, Txapu, y José Ramón López de Abechuco Liquidano.Los GAL, desde su aparición hace aproximadamente un año, han asesinado en territorio francés a un total de nueve miembros de ETA Militar, aunque esta su puesta organización de cazarrecompensas no ha vuelto a actuar desde el pasado 11 de julio, en que lanzó una bomba que hirió a tres activistas.Las informaciones en poder del SIGC -convertido en los últimos dos años en la principal unidad policial contraterrorista en detrimento de la Brigada Central de Información, prácticamente desmantelada tras la salida de los comisarios Manuel Ba llesteros y Joaquín de Domingo Martorell-, confirman en cierta medida que ETA Militar está recomponiendo sus cuadros, aun que con dificultades, y apuntan también la posibilidad de que va rios comandos liberados se en cuentren ya en territorio español con objetivos concretos.

Cinco comandos 'ilegales'El SIGC tiene identificados, al menos, a los integrantes de cinco comandos ilegales o de miembros liberados: desde el conocido como Comando Madrid, ahora denominado Comando España integrado, siempre según las fuentes informantes, por los etarras Ignacio Aracama Mendía, María Belén González Peñalba y Juan José Urrusolo Sistiaga, hasta los también conocidos con los nombres de Navarra, Costa, Donosti y Vizcaya.El comando con más número de activistas, según las informaciones en poder del SIGC, es el Vizcaya, al que pertenecen- los liberados Carmen Guisasola Solozábal, Carmen; Juan Luis Rajado Benavente, Txatarra; Alfonso Etxegaray Atxirrika, Txema de Bilbao; Félix Ignacio Esparza Iuri, Navarro; Enrique Iztueta Barandiola, Iván; José Ramón Lete Alberdi, Traki; Mike1 Arrieta Llopis, Kueta; Edurne Iturbe, y Juan Cruz Maiza, Guntze.

El segundo comando en importancia es el denominado de la Costa, compuesto por cinco liberados. La Guardia Civil sitúa como maximo responsable a Juan Luis Zabaleta Elósegui, Waldo, amigo personal de Artapalo, con quien controlaba años atrás desde Francia a los comandos legales del interior, compuesto por miembros de ETA no fichados por la policía. Waldo, según otras informaciones, parece estar ahora al frente del aparato de información. No obstante, el comando de la Costa lo integran, según el SIGC, Ignacio Bilbao Beascoetxea, José Antonio Olaizola Atxucarro, Pedro María Picabea Ugalde y Antonio López Ruiz, Kubati.Pese a que, tras la detención de Zabarte en junio pasado, se dio prácticamente por desarticulado el denominado Comando Donosti, éste aún continúa existiendo y está compuesto por cuatro miembros, entre ellos Juan María Oyarbide Aramburu, que presumiblemente ha sustituido a Zabarte en su dirección. La Guardia Civil posee informaciones según las.culales el comando está compuesto, junto a Oyarbide, por Manuel Urionabarrenetxea Betanzos, Manu; Felix Manzanos, Felipe de Miravalles, e Ignacio Erro Zazu, Pelos.Estos comandos ilegales, junto al Navarra (integrado por María Mercedes Galdos Arsuaga, José María Zaldúa Corta, Vicente Celaya Gutiérrez y Ángel Gil Cervera), los dirige desde Francia Juan Santiago Lasa Mitxelena, responsable de los comandos operativos flegales y segundo, tras Domingo Iturbe Abasolo, Txomin, en el aparato militar de la organización. Lasa Mitxelena, uno de los hombres más buscados por la policía francesa, está asistido en estas misiones por Santiago Arospide Sarasola, Santi Potros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de octubre de 1984

Más información

  • La Guardia Civil considera responsable de la red a Artapalo, uno de los dos brazos operativos de la organización