Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia de Gerona traspasa las causas de Cohabitat y Laira para unirlas a Renta Catalana

La Audiencia Provincial de Gerona remitió ayer un telegrama a la Audiencia de Barcelona en el que comunica la decisión de traspasar las causas judiciales instruidas contra las firmas Cohabitat y Laira para que se unan al sumario de Renta Catalana. La documentación de estas dos sociedades anónimas estaba siendo investigada por el fiscal del caso de Renta Catalana, José Lorca, por entender que a través de las mismas podría haberse desviado el patrimonio de Renta Catalana en favor de Banca Catalana y de otros particulares y en detrimento de los perjudicados.En medios jurídicos se aseguraba ayer que la decisión de la Audiencia Provincial de Gerona complica aún más el procedimiento judicial instruido contra los responsables de Renta Catalana. Procesalmente las dos causas de Gerona no se pueden unir a la seguida contra Renta Catalana, ya que el procedimiento está en la fase de juicio oral. Por esta razón ambos sumarios deberán seguir vías diferentes.

Portavoces de la defensa de los acusados señalaron su sorpresa por la decisión de la Audiencia de Gerona y recordaron que meses atrás la Audiencia Nacional se negó a decretar la acumulación de las tres causas. Los abogados querellantes recibieron la noticia con cierta perplejidad y escepticismo, ya que una de las causas está archivada por la Audiencia de Gerona y la otra pendiente de una decisión similar, que debía de ser debatida el próximo día 29.

El conflito suscitado en la Audiencia de Barcelona con la llegada de las otras dos causas deberá ser resuelto en las próximas horas, antes de que los cuatro acusados por el caso de Renta Catalana se vuelvan a sentar esta tarde en el banquillo de los acusados y se enfrenten a la petición de 46 años de prisión por los delitos de falsedad y apropiación indebida. En el juicio, que se reanudará a las cuatro de la tarde de hoy, testificarán los diputados de CiU Josep Maria Trias de Bés y Joaquim Molins, que fueron requeridos policialmente por la sala, al no comparecer en la primera sesión.

El letrado Fernando Cabestany, que aglutina al mayor número de perjudicados, ha señalado la intención de reclamar en el juicio la responsabilidad civil subsidiaria de Renta Catalana, o, en su defecto, de Banca Catalana y en tercer lugar de los dos diputados. El letrado asegura que "la decisión del Supremo negándose a aceptar el procesamiento de los dos diputados, no significaba que estos queden eximidos civilmente del tema". Tras la reapertura de la sesión, Cabestany tiene intención de pedir la suspensión de la vista, ya que Banca Catalana no ha contestado al oficio para que explique las vinculaciones con Renta Catalana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de octubre de 1984