Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La 'comisión Agrava', dividida sobre el alcance del compló militar para asesinar a Aquino

Corazón Agrava, presidenta del comité investigador del asesinato del dirigente de la oposición filipina Benigno Aquino, conocido como comisión Agrava, entregó ayer un informe al presidente Ferdinand Marcos en el que se establece que dicho asesinato fue fruto de una conspiración militar, pero se exculpa al jefe del Estado y al jefe de las fuerzas armadas, Fabián Ver. Estas conclusiones divergen, en cuanto al alcance de las responsabilidades, de las de los otros cuatro miembros del comité que, al parecer, presentarán hoy su propio informe.

Según declaró Corazón Agrava, su informe coincide en su parte central con las conclusiones de los demás investigadores miembros de la comisión, aunque exista "alguna pequeña diferencia" en cuanto al alcance de las responsabilidades concretas.Tras 10 meses de investigaciones, la comisión llegó a la conclusión unánime de que el dirigente de la oposición, asesinado a su llegada al aeropuerto de Manila el 21 de agosto del pasado año tras permanecer tres años exiliado en Estados Unidos, murió por el disparo efectuado por uno de los soldados que formaban su escolta y no, como afirmaba la versión oficial, por un agente comunista identificado como Rolando Galmán. El presunto asesino fue muerto pocos minutos después del asesinato del dirigente opositor Aquino por los miembros de las fuerzas de seguridad.

La presidenta de la comisión investigadora establece como principal figura de la conspiración militar al general de brigada Luther Custodio, que era en el momento del asesinato de Benigno Aquino jefe de las fuerzas aéreas filipinas y máximo responsable de la seguridad del aeropuerto de Manila. Al parecer, según fuentes próximas a los demás miembros de la comisión, el segundo informe involucra al jefe de las fuerzas armadas, Fabián Ver.

Militares confinados

Poco después de recibir el informe, el presidente Marcos anunció que los seis militares miembros de la escolta de Benigno Aquino, así como el general de brigada Luther Custodio, han sido suspendidos de sus cargos y confinados en sus cuarteles a la espera de su inminente procesamiento por un tribunal especial encargado de juicios contra altos funcionarios.El general Custodio, que fue destituido de su cargo después de la muerte de Benigno Aquino, acusó el lunes a los componentes del comité investigador de haber influido sobre algunos testigos y manipulado algunos de sus resultados, lo que fue calificado por los investigadores como un "desesperado intento por parte de ciertos círculos encaminado a desacreditar al comité".

La presentación del informe de la comisión Agrava y las informaciones referentes al anunciado por los restantes miembros del comité dor podrían afectar a la estabilidad del régimen del presidente Ferdinand Marcos. Según los observadores políticos, las fuerzas armadas no aceptarán una eventual acusación contra el general Ver.

Este hecho coincide con la duras críticas de la oposición filipina a las declaraciones efectuadas el pasado domingo por el presidente norteamericano, Ronald Reagan, quien dijo que no existe actualmente una alternativa al régimen de Marcos ante la evidencia del peligro de una amplia oposición comunista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de octubre de 1984

Más información

  • Cuatro miembros del grupo ofrecerán su propio informe