El clan de los Badalamenti dispuesto a revelar la estructura actual de la Mafia

El clan de los Badalamenti poderosa familia de la Mafia siciliana, cuyo jefe Gaetano Badalamenti, Don Tano, se encuentra encarcelado en Madrid, estaría dispuesto a hacer revelaciones sobre la estructura de la organización criminal, según informaron fuentes judiciales italianas. Leonardo Badialamenti, de 25 años, hijo del jefe, de la mafia de Cinisi, que fue detenido en Río de Janeiro en mayo de 1983, al mismo tiempo que Tomasso Buscetta, hizo llegar un mensaje al juez de Palermo, Giovanni Falcone (que dirige las actuales investigaciones), anunciándole su deseo de prestar una "amplia y profunda colaboración", a las autoridades italianas. "Venga a verme, tengo intención de contárselo todo", le dice en el telegrama que le ha enviado. El juez Falcone, que ya estuvo en Brasil para recibir las primeras, confesiones de Buscetta, volverá al país suramericano dentro de 15 días para contrastar las revelaciones hechas hasta ahora por Don Masino Buscetta sobre las actividades de la Cosa Nostra siciliana en el país suramericano y obtener nuevos datos. Por lo que respecta a Don Tano Badalamenti -detenido en Madrid desde el mes de abril último y cuya extradición a Estados Unidos fue acordada recientemente por los tribunales españoles-, éste habría dejado entender su deseo de seguir el ejemplo de su hijo, tal vez a sugerencia de él.

Según algunos diarios italianos, Gaetano Badalamenti tal vez se propone con ello evitar su traslado a Estados Unidos, además de vengar -como en el caso de Buscetta- las muertes de numerosos familiares a manos de clanes actualmente en el poder mafioso.

El viejo jefe de Cinisi fue uno de los capos más importantes de la mafia hasta los primeros años, ochenta, en que, tras una sangrienta guerra de clanes, en que murieron más de 500 hombres, las familias Greco y Corlenoesi se hicieron con el poder máximo en la organización. Aliado de Bontade, los Inzerillo y los Buscetta, y muy por encima jerárquicamente de, Don Masino Buscetta, Don Tano Badalamenti era "oficialmente" ganadero y mantenía relaciones privilegiadas con la Cosa Nostra estadounidense. Cinisi y Terracino (provincia de Palermo) constituían su reino, en el que -se ufanaba su clan- no estaba permitido el atraco callejero y donde la gente podía dejar las puertas de sus casas abiertas, incluso de noche.

Cuando, el año pasado, los Corleonesi y los Greco arrasaron la zona y exterminaron a familiares del capo caído en desgracia, Don Tano escapó a Long Island y, de allí, a España, donde, por medio de Rodolfo Atzori, especialista en blanquear dinero sucio, había establecido una especie de segundo imperio, con hoteles en la provincia de Alicante y numerosas inversiones inmobiliarias en el sur español. El mensaje de los Badalamenti ha provocado en los ambientes judiciales de Palermo una atmósfera de optimismo, que consideran que "se va estrechando el cerco" a la mafia.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción