Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El teatro Español quiere ampliar la promoción exterior de sus montajes

El equipo de dirección del teatro Español, del Ayuntamiento de Madrid, está dispuesto a que "los espectáculos no mueran", según el director adjunto, Ignacio Amestoy, y el "descomunal esfuerzo" de los montajes no quede en el escenario de Madrid y puedan realizar giras por España y el extranjero. Para ello estudia en la actualidad diversos proyectos de promoción exterior, a cargo de Tako Pezonaga, director de promoción e imagen, que va a contar, posiblemente, con la colaboración de Juana Hernández, esposa del ministro de la Presidencia, Javier Moscoso.El nombre de Juana Hernández figura en la relación de nombres del equipo del teatro Español, en el apartado de dirección, en un informe público de la temporada.

El director de promoción e imagen, Tako Pezonaga, ha señalado que la inclusión de Juana Hernández en su departamente es a título de "colaboración personal" y que los colaboradores "no están ni en la plantilla ni en la nómima". Este aspecto fue confirmado ayer por José María Fernández Rúa, asesor del ministro de la Presidencia, al manifestar que "no percibe ningún tipo de renumeración".

La anunciada colaboración de la esposa del ministro de la Presidencia en el departamento de promoción e imagen, como encargada de la promoción exterior, responde al interés de Tako Pezonaga en prolongar los servicios profesionales de Juana Hernández, ya que colaboró como relaciones públicas en la empresa Tic-Tac, creada por Tako Pezonaga en Pamplona, en 1975, y ha colaborado también en las dos últimas ediciones de los Festivales de Navarra, cuya coordinación general ha estado a cargo de Pezonaga.

Por su parte, Juana Hernández ha señalado que mantiene desde hace muchos años una relación de amistad y colaboración con Tako Pezonaga. "Me considero una colaboradora esporádica, como he hecho desde hace años en Pamplona. Da la casualidad de que ha venido aquí y me ha llamado para seguir colaborando, aunque no pienso estar en nómina. Llevo viviendo 15 días en Madrid y sólo hemos hablado un par de veces, y atendí a algunas personas el pasado viernes en la presentación del equipo. Hasta ahora sólo son proyectos, y si se hacen realidad ya veremos cómo se establece mi colaboración".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de septiembre de 1984