Se paraliza un pueblo en apoyo de una radio libre

Durante cinco minutos, fábricas, talleres, oficinas, comercios y bares de la localidad navarra de Tafalla (población que cuenta actualmente con unos 10.000 habitantes) interrumpieron su actividad al mediodía de ayer como protesta por la orden de cese de las emisiones de la emisora libre Radio Eltxo, dictada por la delegación del Gobierno en Navarra. Para mañana, domingo, hay anunciada una manifestación que, encabezada por el propio ayuntamiento, recorrerá diversas calles de esta ciudad.

La delegación del Gobierno en Navarra, en un escrito remitido a los responsables de Radio Eltxo, advertía que, caso de no suspenderse las emisiones, se estimaría como desobediencia grave a la autoridad, por lo que se oficiaría ante el juzgado de instrucción y el ministerio fiscal una denuncia para que se exigiesen responsabilidades penales. Tras la recepción de esta orden, Radio Eltxo, que en poco tiempo había conseguido una gran implantación en esta localidad, una de las más importantes de Navarra, cesó en sus emisiones al tiempo que comenzaba una campaña de apoyo a la emisora.

El Ayuntamiento de Tafalla, en un pleno extraordinario, tomó postura en contra de la suspensión de las emisiones. Radio Eltxo comenzó a emitir el 27 de febrero de este año. A los 45 minutos de iniciar su programación fuerzas de la Guardia Civil clausuraron la emisora.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 21 de septiembre de 1984.

Se adhiere a los criterios de