El patrón del 'Santa Teresa' recurrirá contra el expediente que le ha abierto el Gobierno

ENVIADO ESPECIAL, El abogado del patrón del barco pesquero Santa Teresa de Jesús, que anunció ayer en Las Palmas su intención de recurrir contra la decisión del Gobierno de incoar expediente administrativo a su cliente, por considerar que se había lesionado su libertad de decisión al amenazarle con una multa de 10 millones de pesetas, declaró ayer a EL PAIS que está dispuesto a agotar todos los recursos jurídicos hasta llegar al Tribunal Constitucional

Más información

Los dos militares marroquíes que fueron conducidos a Arrecife de Lanzarote a bordo del barco, después de que éste fuera apresado por la Marina militar del país vecino y obligado a dirigirse al puerto de Agadir, continuaban ayer en el cuartel de Infantería de la capital lanzaroteña, a la espera de ser repatriados en un avión del Ejército del Aire español.En opinión de Lorenzo Olarte, abogado que se ha hecho cargo de la defensa del patrón del barco y diputado canario por el Centro Democrático Social (CDS), la premura con que el Gobierno anunció su decisión de abrir un expediente sancionador contra el patrón del Santa Teresa de Jesús, Juan Bautista Sanz, es una evidencia más de la actitud amenazadora que en todo momento mantuvo el Ejecutivo con respecto a este último, para obligarle a que se entregara con su barco a las autoridades marroquíes en el puerto de Agadir.

Según Lorenzo Olarte, esta actitud de un Gobierno democrático de obligar al patrón de un barco a dirigirse a un puerto marroquí "no ocurrió ni siquiera en tiempos de Franco". "Se ha amenazado gravemente la libertad del patrón, Juan Bautista Sanz, y el propio Gobierno, desde que el ministro de Asuntos Exteriores firmó un télex obligando al patrón a viajar a Agadir, ha conculcado la Constitución en su artículo 19, que garantiza que ningún español puede ser obligado a abandonar su país o a que saque de éste ninguna de sus propiedades sin su autorización previa".

El pesquero Santa Teresa de Jesús permaneció durante todo el día de ayer, por séptima jornada consecutiva, fondeado en el muelle pesquero del puerto de Naos, en Arrecife de Lanzarote, sin registrar ninguna actividad, como en las jornadas anteriores. Juan Bautista Sanz manifestó su intención de abandonar Lanzarote en el curso de la semana que comienza hoy para pasar unos días de descanso, con el resto de la tripulación, en la localidad alicantina de Campello, donde está matriculado el barco.

Mientras tanto, la situación de los dos militares marroquíes, el teniente Rhanemi Abdallahk y el soldado Lahbili Abdekrin, que fueron conducidos desde Punta Stafford a Arrecife mientras dormían a bordo del pesquero apresado, sigue siendo de incertidumbre.

Durante la jornada de ayer el Aviocar del Ejército del Aire que habrá de conducir a ambos militares a Marruecos permaneció preparado en la pista del aeródromo militar de Gando (Las Palmas) a la espera de que se recibieran órdenes que no llegaron a producirse. Fuentes de la Guardia Civil de Lanzarote, depositaria de las armas que portaban los dos militares del país, vecino, señalaron que el traslado de estos últimos podría producirse en la mañana de hoy.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0009, 09 de septiembre de 1984.

Lo más visto en...

Top 50