Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barón propondrá mantener las líneas internacionales de Renfe, aunque sean deficitarias

El ministro de Transportes, Turismo y Comunicaciones, Enrique Barón, presentará al Gobierno un nuevo plan de subvenciones a Renfe que implica el mantenimiento de las líneas con enlaces internacionales, aunque sean altamente deficitarias, según fuentes de la Administración. La propuesta de Barón incluye también el mantenimiento temporal de la subvención de aquellas líneas altamente deficitarias en las que las diputaciones y los Gobiernos autonómicos se muestren dispuestos a negociar con Renfe una fórmula de ayudas que permita el mantenimiento de los servicios con un margen tolerable de pérdidas.

La aprobación de la propuesta de Barón por el Consejo de Ministros significa de entrada el mantenimiento de los tramos de la línea de Puigcerdà que estaban amenazados, Les Franqueses-Ripoll-Puigcerdà-La Tour de Carol (112 kilómetros de recorrido), y el de la línea Guillarey-Tuy (seis kilómetros).Según la última fórmula de Barón, las otras líneas altamente deficitarias, es decir, las que según el contrato programa de Renfe con el Gobierno obtienen una recaudación inferior al 23% de sus gastos, continuarán recibiendo subvención estatal temporalmente si se cumplen ciertas condiciones. Siguiendo el modelo francés, el Gobierno intenta conseguir la colaboración de las diputaciones y los gobiernos autonómicos para que negocien convenios regionales con Renfe con el fin de colaborar en el mantenimiento de su explotación.

Algunas diputaciones, como la de Lérida, están estudiando un modelo de convenio con Renfe que prevé destinar una parte de los ingresos obtenidos por el canon eléctrico a reducir las pérdidas de las líneas que discurran por su territorio.

En relación con esta problemática, el ministro Barón ha concertado entrevistas con los titulares de Transportes de las distintas autonomías, como Xavier Bigatà, conseller de Política Territorial y Obras Públicas de la Generalitat.

En el caso de la línea Lérida-La Pobla de Segur, que es altamente deficitaria en todo su recorrido, se mantendrá la subvención del Estado a Renfe durante un año más para que la Diputación de Lérida y la Generalitat negocien un convenio de colaboración con la compañía. Sin embargo, para el tramo Balaguer-La Pobla de Segur el plazo de negociación acaba a finales de este año, por tratarse de un servicio mucho más deficitario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de septiembre de 1984