Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Manifestación de 5.000 personas en Fuenterrabía convocadas por Herri Batasuna en apoyo de ETA

Cerca de 5.000 personas se manifestaron ayer en Fuenterrabía en apoyo de ETA Militar y en contra de la extradición a España de presuntos activistas detenidos en Francia en los últimos meses. La manifestación había sido anunciada insistentemente por Herri Batasuna (HB), y a ella acudieron, además de la plana mayor de esta coalición, militantes y simpatizantes procedentes de todos los puntos del País Vasco.

Algunos de los participantes en la marcha pretendieron pasar desde Fuenterrabía, localidad próxima a la frontera, a Hendaya (Francia), donde se desarrollaba otra marcha en contra de las extradiciones (ver información en esta página).Sólo una docena de personas, algunas de ellas en bañador, lograron burlar el control policial francés y acudir a la cita de mediodía en el espigón de Hendaya.

Al término de la manifestación de Fuenterrabía, el dirigente de HB Iñaki Esnaola indicó que las instituciones del Estado pretenden obligar a ETA a sentarse en una mesa para imponerle "la paz del vencedor". "Ese intento fracasará", dijo Esnaola, "porque ETA representa la frustración política de un pueblo, y los propios presos rechazarán su salida de la cárcel si no se produce un cambio en las relaciones políticas y no se transforma el actual entramado jurídico, la única vía para lograr la normalización de Euskadi".

Pancarta en el río

La manifestación, autorizada por el Gobierno Civil de la provincia, discurrió por las calles céntricas de Fuenterrabía y finalizó, pasada la una de la tarde, en el espigón, a orillas del Bidasoa, entre gritos de "Gora ETA" ("Viva ETA"). Una gran pancarta de HB con la frase en euskera "los refugiados deben vivir en Euskadi", fue desplegada en medio del río en manos de los tripulantes de dos pequeñas embarcaciones. Una ikurriña ondeaba en una lancha motora situada a un costado.Durante el recorrido por las calles de la ciudad y en la concentración a orillas del Bidasoa los manifestantes corearon todo tipo de consignas. "Gora ETA Militarra", "Extradiziorik ez" ("no a las extradiciones"), "Amnistiarik gabe pakerik ez" ("Sin amnistía no hay paz") y "Presoak kalera" ("presos a la calle") fueron las más coreadas. La ausencia de manifestantes al otro lado del Bidasoa llevó la decepción a los congregados y provocó graves insultos contra el Gobierno francés y su presidente.

Un dirigente de HB se dirigió en euskera a los congregados para comunicar que el prefecto de Pau había prohibido la manifestación de los refugiados y subrayar que la policía francesa "es igual, igual que la española". La policía no intervino ni se mostró a la vista de los manifestantes. Sólo un helicóptero sobrevoló en repetidas ocasiones la zona, atrayendo las iras de los manifestantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de agosto de 1984

Más información

  • Esnaola afirma que las autoridades quieren imponer a ETA "la paz del vencedor"