Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El plan urbanístico más ambicioso de la corporación socialista

Arturo Soria pide que continúe el debate sobre la operación urbanística

Arturo Soria, ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, urbanista y biznieto del creador del proyecto de la Ciudad Lineal madrileña, considera que el debate sobre la operación Atocha debe proseguir y que en ningún caso puede darse por cerrado el asunto tras la elección, como redactor del proyecto directriz definitivo con el que habrán de comenzarse las obras, del arquitecto Rafael Moneo.A juicio de Soria, los artículos publicados en la prensa por Eduardo Mangada, consejero de Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid, y Antonio Alcalde, director general de Infraestructura del Transporte del Ministerio de Transporte, "en los que justifican la solución, distan mucho de parecer correctos y constituyen únicamente el primer balbuceo de un debate que pretende cerrarse cuando aún no se ha iniciado".

Tal debate, en opinión del urbanista madrileño, se debe centrar en el procedimiento que se ha seguido para adoptar la decisión final, en los problemas que se pretenden resolver y en el conjunto de ideas aportadas por todos los equipos de arquitectos e ingenieros que tomaron parte en el concurso restringido de ideas.

"La operación Atocha", afirma Soria, "tuvo un comienzo prometedor cuando se creó la comisión de seguimiento y se convocó el concurso de ideas, pero su final ha sido tan tortuoso que se han cargado sobre la decisión final todas las críticas cuando apenas se había iniciado el debate".

"La discusión debe empezar ahora", añade. "No es correcto, como se ha hecho, organizar y celebrar el único coloquio público sobre una operación urbanística tan importante como la de Atocha dos semanas antes de que la gente se vaya de vacaciones".

Definir el espacio urbano

El proyecto de Moneo se ha presentado por los técnicos del Ministerio de Transportes como el que mejor integra el espacio urbano, y nadie ha definido lo que eso significa", afirma Soria. "El espacio urbano se ha utilizado como muletilla permanente, sin que nadie haya dicho hasta este momento qué condiciones determinan su definición. El término en sí es tan vago y genérico que, de hecho, puede cubrir mil cosas a la vez. Mientras no se defina, no podremos saber por qué sé ha elegido a Moneo y no a cualquiera de los otros".

La desaparición del paso elevado sobre Atocha es, para Soria, un ejemplo muy significativo de lo poco definitivo de las cosas. "Espero que dentro de 20 años". añade, "no se tenga que hacer con Atocha lo mismo que se va a hacer ahora con el scalextric".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 5 de agosto de 1984