Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El plan urbanístico más ambicioso de la corporación socialista

"Nadie quiere el scalextric", dice Enrique Tierno

"Estamos buscando un lugar nuevo de emplazamiento para el scalextric de Atocha cuando sea desmontado, pero nadie lo quiere", afirma Enrique Tierno, alcalde de Madrid, que cree que la desaparición del paso elevado de Atocha significa "que las cosas vuelvan a su lugar"."El scalextric es un puente armado y lo podemos desarmar", explica el alcalde de Madrid. . ¡Volarlo no, no! Yo no soy partidario de emplear dinamita para la paz". Tierno ha ofrecido el puente armado a varios de sus colegas de la provincia, pero ninguno lo quiere. Sin embargo, cree que encontrará algún lugar para ubicarlo. Tierno, a quien le gustaría ser recordado, entre otras cosas, como el alcalde que desmontó el paso elevado de Atocha, considera que en Madrid existen otros monstruos urbanísticos, como la Torre de Valencia, "cuya destrucción habrá que considerar algún día".

El scalextric, al que todavía, le quedan un par de años de vida, fue inaugurado por el alcalde Carlos Arias en mayo de 1968 para paliar las congestiones de vehículos en la glorieta de Carlos V, aunque sirvió para duplicar el tráfico.

En estos 16 años el paso elevado ha tenido muchos de detractores. Se le ha acusado de convertir el antiguo salón del Prado en una carretera y de degradar una de las zonas más atractivas de la ciudad. Con su desaparición, la glorieta de Carlos V recuperará su antiguo esplendor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 5 de agosto de 1984