La 'nueva' reforma fiscal reducirá las tarifas y las desgravaciones

El sistema impositivo actual fue calificado de "socialmente injusto" por el secretario de Estado de Hacienda, José Borrell, en el curso de la conferencia pronunciada ayer en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en Santander. Borrell, que no quiso ser más explícito en cuanto a la reforma fiscal, lamentó que hubiera trascendido a la opinión pública el texto sobre el que se está trabajando (véase EL PAÍS de 29 de julio de 1984), porque "en política fiscal no es conveniente explicar por adelantado lo que se va a hacer".La reducción de algunas tarifas impositivas, pero también de ciertas desgravaciones, sería uno de los objetivos de la próxima reforma fiscal, cuyo texto redacta en estos momentos la secretaría de Estado de Hacienda. El hecho de que en las declaraciones a Hacienda de 1984 las desgravaciones fiscales supongan el 46,2% del total de la recaudación líquida de los impuestos sobre alcoholes y bebidas alcohólicas, petróleo y derivados, impuesto general sobre tráfico de empresas e impuesto sobre compensación de gravámenes interiores complica innecesariamente, en opinión de Borrell, el sistema impositivo. El secretario de Estado de Hacienda señaló, a título de ejemplo, que por cada dato que se incluye en las declaraciones de la renta referido a los ingresos hay tres que corresponden a desgravaciones.

Uno de los objetivos a alcanzar con la futura reforma sería, según Borrell, la consecución de un sistema impositivo que "premiase el ahorro y la inversión en mayor medida que el actual", abogando, también, porque las rentas bajas del trabajo sean tratadas con "más generosidad" de lo que lo son en la actualidad. Dos tipos de desgravación deberían ser reducidos, a juicio del secretario de Estado -el relacionado con la vivienda y el referido a las exportaciones-, en tanto que se mostró partidario de incrementar las deducciones por inversiones y ahorro. Borrell señaló que "Hacienda es un pésimo vendedor, ya que anuncia tarifas caras pero luego desgrava".

Los peinados fiscales

El secretario de Estado de Hacienda se manifestó "satisfecho" de las medidas antifraude fiscal adoptadas, más en el caso de los peinados selectivos que de los territoriales. Destacó los resultados sorprendentes" obtenidos en la realización de los primeros, precisando que el llevado a cabo entre agentes de seguros determinó el levantamiento de actas de infracción en un 99% de los casos inspeccionados.Borrell señaló como una de las mayores "bolsas de fraude" la correspondiente a los agricultores, de los que 450.000 han recibido en los últimos meses una notificación del Ministerio de Hacienda "para que sepan que sabemos quiénes son, dónde viven, cuánto gastan y qué actividad desarrollan", lo que, en su opinión, podría ser un acicate para que efectúen la declaración fiscal, que hasta el momento sólo realiza un 17%.

El secretario de Estado de Hacienda, que pronunció la lección inaugural del seminario Planificación e intervención del Estado en una economía de mercado, que dirige en la UIMP Carlos Sebastián Gascón, director general de Planificación Económica de Hacienda, destacó como grandes generadores del gasto público a las cargas financieras, el desequilibrio financiero de la Seguridad Social y las pérdidas de las empresas públicas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 30 de julio de 1984.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50