Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:'POP'

La desbordante morbosidad de Divine

Para quienes vieron la película Pink flamingos y la rotunda, agitada y desbordante figura de Divine en su papel de la persona más guarra del mundo, el show que ofreció el domingo en la sala Rock-Ola, de Madrid, coincidió con una expectativa alimentada por cierta morbosidad curiosa más que por el conocimiento o interés que pudo haber despertado su fama como intérprete musical. El espectáculo de Divine, que en los últimos tres años le ha valido en Estados Unidos un renovado éxito y varios discos de oro y platino, atrajo al escenario madrileño a un público deseoso de enfrentarse a una actuación equivalente a la del personaje de Babs Johnson en Pink flamingos, actualmente en la cartelera madrileña.Más de 100 kilos de grasa, sumados a las previsibles expresiones de grosería anglófona y a la interpretación de un limitado repertorio con música pregrabada, no desilusionaron, pero no convencieron tampoco a una audiencia que esperó casi una hora y media más allá de lo anunciado para una actuación con seis temas y un intérprete poco imaginativo.

Un repertorio gestual convencionalmente obsceno y un aspecto cuidadosamente chirriante son el apoyo de una carrera artística que se inició en el cine underground en 1970 y que posteriormente continuó en el teatro, para incurrir finalmente en el género musical con temas bailables que han alcanzado notables éxitos de ventas.

Los temas Born to be cheap (Placido para ser barato), Native love (Amor nativo), Shoot your shot (Dispara tu tiro), Shake it up (Agítalo), Love reaction (Reacción amorosa) y su último sencillo, You think you`re a man? (¿Crees que eres un hombre?), abordan siempre el tema sexual, la ambigüedad y la agresión. Lo que Divine nos quiere decir sobre la sexualidad ya lo sabemos y su respetable necesidad de repetirlo no tendría por qué someternos, sin embargo, a la reiteración de sus expresiones.

La carrera de Divine se inició con su interpretación de Babs Johnson, personalidad que adoptó desde entonces para el resto de su actividad artística.

Actualmente trabaja con Tab Hunter en una película del director Paul Bartel titulada Lust in the dust. La gira que realiza ahora y que lo trajo a España por primera vez forma parte de la campaña de promoción de su último disco, You think you're a man?lGive it up.

Al final del espectáculo, el público pidió sin mucho entusiasmo una última canción, y sin mucho entusiasmo también coreó a Divine en inglés, ante su imperativa forma de exigirlo. Fue, en suma, una función descuidada, retrasada, sin coordinación en las luces y música pregrabada que a causa de la imponencia física del intérprete resultará para muchos de los asistentes una representación que guardarán algún tiempo en la memoria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de julio de 1984