EI Gobierno dominicano responde a la huelga general con la militarización de la capital

Santo Domingo, capital de la República Dominicana, amaneció ayer militarizada, como respuesta del Gobierno a la convocatoria de huelga general de 24 horas convocada por cinco centrales sindicales. Soldados y policías patrullaban las calles y se encontraban apostados en lugares estratégicos, incluidos los puentes de acceso a la ciudad, únicos puntos de entrada y salida a la ciudad por vía terrestre.

El presidente Salvador Jorge Blanco, advirtió, en un discurso pronunciado el martes por la noche (madrugada del miércoles en España) que la huelga estaba encaminada a atentar contra el régimen constitucional que preside.

Blanco invitó a todas las fuerzas políticas democráticas a dejar atrás los intereses partidarios y sumarse al mantenimiento de las libertades públicas y al respeto de los derechos humanos como única causa de interés nacional. En un discurso radiotelevisado, el presidente afirmó de forma vehemente que la estabilidad política y el orden institucional dominicanos están garantizados.

Jorge Blanco afirmó que su Gobierno había tomado medidas preventivas para tratar de convencer a los organizadores de la huelga de que, en el momento actual, no debe predominar la violencia, sino el diálogo y la unidad.

La huelga fue convocada por la Unión General de Trabajadores (UGT), la Confederación Autónoma Sindical Clasista (CASC), la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), la Unión General de Trabajadores Dominicanos (UGTD) y la Confederación Nacional de Trabajadores Dominicanos (CNTD).

El objetivo declarado de la prueba de fuerza era protestar por el alto coste de la vida y por el reciente acuerdo entre el Gobierno y el Fondo Monetario Internacional.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS