Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNALES

Santiago Miláns del Bosch y otros tres 'ultras' serán juzgados hoy por la Audiencia Nacional

Santiago Miláns del Bosch y Jordán de Urries (sobrino del ex teniente general golpista), Francisco José García Ruiz, Luis Alfonso Esteban Rebollo y Rafael Hernández Merino serán juzgados hoy en la Audiencia Nacional, acusados del asalto perpetrado en un bar de Valladolid y de causar heridas con arma de fuego a un cliente.

Según las conclusiones provisionales del fiscal, informa Europa Press, García Ruiz, Esteban Rebollo y Miláns del Bosch (este último en rebeldía) se dirigieron el día 6 de enero de 1981 al bar El Largo Adiós, de Valladolid, armados con una barra de hierro, una pistola y un cóctel molotov, para causar daños en el local. El fiscal pide entre 3 y 4 años de cárcel para cada uno de los jóvenes encausados.García Ruiz rompió una cristalera con la barra de hierro, por donde Miláns del Bosch arrojó el cóctel molotov, que no hizo explosión "por habérsele olvidado encender la mecha" Esteban Rebollo comenzó a disparar contra las personas que se encontraban en el local e hirió a Jorge Ignacio Simón Escribano. Este recibió un disparo en la cabeza y otro en la región lúmbo-sacra, ha tardado dos años en curarse y le ha quedado como secuela una paraplejia con pérdida de los movimientos de la pierna derecha.

El fiscal considera que los hechos constituyen un delito de estragos en grado de frustración, delito de homicidio en grado de frustración y delito de tenencia ilícita de armas, y solicita las siguiente penas:

- Esteban Rebollo: cuatro años de prisión por homicidio frustrado, 100.000 pesetas de multa por los estragos y cuatro meses de arresto mayor por tenencia ilícita de armas.

- García Ruiz: tres años de prisión menor, 100.000 pesetas de multa y cuatro meses de arresto mayor, por los mismos delitos, respectivamente.

- Hernández Merino y Miláns del Bosch: seis meses de arresto mayor como encubridores del homicidio frustrado y tres años de prisión menor por tenencia ilícita de armas para cada uno. Además, García Ruiz y Esteban Rebollo indemnizarán con 1.935 pesetas al propietario del bar, más 15.000 pesetas por la pérdida de ganancias en los días que cerró el establecimiento, y a Simón Escribano con 1.400.000 pesetas por las lesiones, más 10 millones de pesetas por las secuelas que le han quedado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 30 de abril de 1984