Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cónsul de Mauritania en Las Palmas, partidario de cortar las manos a pescadores ilegales

Las Palmas de Gran Canaria

El cónsul de Mauritania en Las Palmas de Gran Canaria, Ahmed Miske Ould Haye, ha afirmado que "a los que pescan ilegalmente en aguas mauritanas o transbordan pescado sin autorización habría que cortarles las manos, la derecha si roba por primera vez, y la otra si reincide"."Soy partidario, y así lo he propuesto a mi Gobierno, de que se aplique estrictamente el Corán, con todo su peso, a los malhechores que pescan ilegalmente en nuestras aguas", declaró el cónsul al diario Canarias 7. Miske Ould justifica esa afirmación en que "la máxima preocupación de la Administración pesquera mauritana es el control de sus caladeros, tema en el que somos muy celosos. La pesca es para nosotros una cuestión de vida o muerte".

"No disponemos de medios suficientes para controlar las infracciones que se producen en nuestro caladero", añade el cónsul, quien ha anunciado que su Gobierno estudia aplicar medidas radicales para frenar la escalada de irregularidades: "Por el momento, los militares mauritanos tienen orden de disparar a cualquier pesquero infractor que no haga caso de las señales de aviso".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de marzo de 1984