Glenn abandona, mientras Mondale y Hart preparan las elecciones en cinco Estados

El senador y ex astronauta John Glenn decidó ayer abandonar la carrera por la designación como candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos tras los pobres resultados obtenidos hasta ahora en las diferentes primarias y caucus. Walter Mondale y Gary Hart, que el miércoles fue derrotado por el ex vicepresidente en los caucus del pequeño Estado de Delaware, en el noreste de Estados Unidos, tienen centrada su atención en los caucus de mañana en cinco Estados, con 351 delegados en juego.

La retirada de Glenn no será anunciada oficialmente hasta hoy, pero anoche un miembro del entorno del candidato comunicó que éste ya había tomado la decisión.Mientras, continúa la lucha por la designación como candidato presidencial entre los supervivientes, el dúo Mondale-Hart, pues Jesse Jackson no cuenta para la lucha final. Mondale consiguió en Delaware nueve delegados por cuatro de Hart, aunque parecía que iba a perder ayer en los caucus (votación a mano alzada o por grupos de los registrados como electores demócratas) del Estado de Alaska, donde se hallaban en juego 14 delegados. Pero en el desafío entre Mondale y Hart, los próximos campos de batalla son ahora los caucus que se celebran mañana en los Estados de Michigan, Arkansas, Misisipí, Carolina del Sur y Kentucky.

Michigan, preludio de la elección primaria del próximo martes en Illinois, tiene especial relevancia por ser un Estado fuertemente industrializado que puede marcar la tendencia de voto de la zona norteamericana de los Grandes Lagos. Servirá también para ver hasta qué punto los sindicatos -cuya central AFL-CIO apoya a Walter Mondale- influyen en la campaña.

Ante los triunfos de Gary Hart en las elecciones del pasado martes, Mondale parece haber cambiado de estrategia electoral, ya que ahora dedica duros ataques a las nuevas ideas de Hart. En una conferencia ante el Chicago Council on Foreing Relations, Mondale dúo que Hart era incongruente en sus planes de congelar las armas nucleares, proponer una retirada unilateral de tropas estadounidenses en Centroamérica o planear una reducción de las fuerzas norteamericanas establecidas en Europa occidental".

"Yo rebajaría el número de nuestras tropas en Honduras", dijo Mondale, pensando ya en términos de presidente, "pero no llevaría a cabo una retirada total, sin previo acuerdo con Nicaragua". Mondale, que considera que los sandinistas han reducido la oposición en su país e interferido en los asuntos de países vecinos, opina que una reducción de la presencia militar en Centroamérica pasa por un tratado de retirada de las tropas cubanas en Centroamérica.

Jackson, por su parte, realiza una intensa campaña en el Estado de Misisipi, con amplia minoría de raza negra. En número de votos para la convención nacional, Mondale continúa siendo el líder, con 336 votos, seguido por Hart, con 207, muy por delante de Glenn y Jackson, que no llegan a 30. Hay 148 delegados no comprometidos con ninguno de los candidatos. La designación como candidato se logra con 1.967 delegados.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS