Carrera demócrata hacia la Casa Blanca

La lenta conquista del voto

Las elecciones del supermartes han servido para acercar las posiciones de Gary Hart a las que aún mantiene el ex vicepresidente Walter Mondale, quien al ser respaldado oficialmente por el Partido Demócrata cuenta con los votos de gran parte de los demócratas del Congreso, y, en consecuencia, con una ventaja de partida. A falta de conocer la distribución definitiva de delegados correspondientes a los resultados electorales en los Estados del oeste, Mondale tenía el apoyo de 297 delegados contra los 198 de Hart.Esta diferencia de 99 delegados quedará más reducida una vez que se repartan los delegados de estos Estados en los que aún anoche no había concluido el escrutinio. En Nevada y Washington ganaba ampliamente Hart, mientras empataba en Oklahoma y perdía en Hawai. Antes de los comicios Mondale aventajaba a Hart en en 114 delegados: 158 contra 44.

Más información
George McGovern, algo más que el último romántico
El mapa electoral norteamericano.
El 'supermarzo'

Los restantes candidatos demócratas a la designación como rival del Ronald Reagan contaban anoche con 35 delegados Jesse Jackson, 30 John Glenn y 20 George McGovern. Estos 20 delegados de McGovern eran los primeros que conseguía en la campaña y son los últimos, pues decidió retirarse después de no haber logrado ninguna de las dos primeras plazas en el Estado de Masachusetts, en el que ganara cuando en 1972 aspiró a la presidencia de Estados Unidos frente a Richard Nixon.

Por el momento hay otros 147 delegados que no tienen comprometido su voto con ningún candidato.

Hart ganó a Mondale en Florida (39% contra 33%), Massachusetts (39% contra 26%), Nevada (53% contra 36%), Rhode Island (45% contra 35%) y Washington (58% contra 30%) y perdió ante él en Alabama (21% contra 34%) y Georgia (27% contra 30%). En Oklahoma ambos quedaron empatados con el 41% de los votos mientas en Hawai Mondale lograba el 32% de los votos contra un 64% que dejaba sin compromiso a los delegados de este Estado.

Ayer sólo se habían distribuido 389 delegados de los 511 que había que repartir, divididos así: Hart 154, Mondale 139, Jackson 25, McGovern 20 y Glenn 13. 38 delegados fueron dejados en libertad para elegir al candidato demócrata a la Casa Blanca en la convención nacional del partido el próximo mes de julio.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS