Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La negativa de Jaime Ignacio del Burgo dificulta un Gobierno de coalición en Navarra

Un acuerdo tripartito entre Unión de¡ Pueblo Navarro (UPN), Coalición Popular y Partido Nacionalista Vasco (PNV) para la formación de un Gobierno de coalición en Navarra es prácticamente imposible, dada la negativa del actual presidente de la Diputación foral, Jaime Ignacio del Burgo, dirigente del PDP, grupo coligado con AP, a negociar con los nacionalistas vascos.Por su parte, el PSOE -partido con mayor número de escaños- ha decidido ya no establecer conversaciones con ninguna fuerza parlamentaria para acceder a la presidencia del Ejecutivo navarro, aunque, no obstante esta actitud, los socialistas se mantienen "absolutamente abiertos" a establecer una amplia colaboración con el PNV.

Si bien en un principio las negociaciones entre UPN, Coalición Popular y PNV han quedado aplazadas hasta el lunes 27, una vez que se conozcan los resultados de las elecciones al Parlamento vasco, es posible que las conversaciones no se reanuden y que Navarra no cuente con un Gobierno de coalición, ya que el PDP, y más en concreto su máximo representante en la comunidad foral, Jaime Ignacio del Burgo, no acepta la posibilidad de entrar a formar parte de un mismo Gabinete con los nacionalistas.

Según ha declarado Jaime Ignacio del Burgo, el PDP no puede formar parte de un Gobierno de coalición con el PNV porque, en su opinión, éste sería un Gobierno inoperante e ineficaz en el que habría que estar consensuando todos los días y, sobre todo, porque existen fuertes discrepancias entre ambos partidos respecto a la personalidad y futuro de Navarra.

"Error histórico"

Del Burgo considera que la presencia del PNV en el Gobierno de Navarra constituiría un error histórico, así como una hipoteca para la derecha navarra.El PDP estaría dispuesto a establecer un acuerdo global con el PNV si se abstuviesen los nacionalistas en la elección del presidente del Gobierno autónomo, lo que posibilitaría la formación de un Ejecutivo integrado únicamente por miembros de UPN y Coalición Popular. El PNV no admite esta opción, ya que quiere negociar un programa de Gobierno, consensuar el candidato a la presidencia y participar en el Gobierno que se forme. De no ser así, los parlamentarlos nacionalistas votarán en contra.

Para el PNV la demora en la solución al Gobierno de Navarra empeora la actual situación de esta comunidad y produce un mayor deterioro de la misma. Por ello ha exigido del PDI? que manifieste públicamente su postura ante la oferta de un Gobierno de coalición.

En caso de que no se consiguiese un acuerdo entre UPN, Coalición Popular y PNV, a mediados de abril, una vez transcurrido el plazo de dos meses para la presentación de candidatos a la presidencia del Gobierno de Navarra, sería designado presidente del Ejecutivo autónomo el socialista Gabriel Urralburu, al ser el representante del partido que mayor número de escaños obtuvo en las elecciones regionales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de febrero de 1984