Aprobada la ley de Disciplina Urbanística por la Asamblea de la Comunidad de Madrid

La Asamblea de Madrid aprobó ayer en pleno la Ley de Disciplina Urbanística de la Comunidad de Madrid tras el debate de las enmiendas presentadas por el Grupo Popular y el Partido Comunista. Esta ley con la que se podrá perseguir a los infractores fija unas multas que van desde los 12 millones de pesetas que podrá poner un alcalde de una población con menos de 500.000 habitantes hasta los 200 millones que podrá imponer el Consejo de Gobierno de la Comunidad. El consejero de Ordenación del Territorio podrá imponer sanciones por valor de hasta 100 millones de pesetas en tanto los alcaldes de poblaciones con más de 500.000 habitantes tendrán como tope los 20 millones de pesetas.La ley aprobada tiene como objetivos proteger más eficazmente el medio físico, fija en detalle la figura y obligaciones del promotor inmobiliario, otorga mayores poderes a los ayuntamientos para controlar el planemiento y el proceso de urbanización y detalla las garantías económicas y los plazos de urbanización necesarios para cualquier promoción de viviendas. Las licencias de obras caducarán a los seis meses de ser concedidas si en ese plazo no han comenzado las obras. También se obliga a las empresas suministradoras de agua, luz, gas y teléfono a exigir al promotor antes de poner estos servicios la licencia de primera utilización u ocupación de edificios.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS