Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

León Febres Cordero, candidato de la derecha, favorito en las elecciones de mañana en Ecuador

La campaña electoral se cerró ayer en Ecuador, después de tres meses de durísimos enfrentamientos verbales entre los candidatos y de algunos estallidos de violencia callejera, sin que los pronósticos concedan la victoria absoluta a ningún aspirante a suceder al conservador Oswaldo Hurtado en la presidencia de la República

MÁS INFORMACIÓN

El peculiar sistema electoral ecuatoriano dispone que si ningún candidato obtiene en los comicios de mañana, domingo, la mitad más uno de los votos presidenciales, las elecciones se repitan el próximo 6 de mayo, únicamente para la presidencia, con lo que el país se verá sumido en 100 días más de campaña electoral.Una campaña de las más tensas y violentas que se recuerdan en la historia de Ecuador. Los candidatos han utilizado con largueza los ataques personales, cuando no los meros insultos; contra sus oponentes, y los militantes de los 16 partidos que concurren a las elecciones han protagonizado diversos, enfrentamientos, algunos de ellos con disparos. Dos personas resultaron muertas y un número indeterminado de heridas en estos choques.

El ingeniero León Febrés Cordero, de 52 años, candidato derechista por la coalición Frente de Reconstrucción Nacional, que agrupa a tres partidos conservadores, aparece como el favorito, pero sin que pueda alcanzar la victoria absoluta en la votación de mañana. Febres y su compañero de papeleta, el aspirante a la vicepresidencia, Blasco Peñaherrera, se han gastado una millonada en su campaña, y sus anuncios han saturado literalmente los periódicos y las emisiones de los cinco canales de televisión. De retórica ampulosa y decimonónica, León Febres hace las delicias de sus partidarios cuando, elevando los brazos al cielo, jura solemnemente "ante Dios y ante la patria que no os traicionaré nunca".

Rodrigo Sorja, un abogado de 47 años, es el candidato socialdemócrata y encabeza la coalición Izquierda Democrática Pueblo, Cambio y Democracia. Los sondeos de opinión pública le sitúan en segundo lugar, pero varios puntos por debajo de Febres. En cualquier caso, se piensa que pasará a la segunda vuelta, como quizá lo haga también el aspirante centrista, Francisco Huerta, de 43 años, que pertenece al Partido Demócrata. Los otros seis candidatos presidenciales apenas tienen posibilidades de superar las elecciones del domingo.

Los últimos mítines de la campaña se iban a celebrar, el viernes por la noche (madrugada del sábado en España) y hoy será la jornada de reflexión. La ley seca rige desde la noche del viernes hasta mediodía del lunes, y el ejército y la policía se encargarán de velar por el desarrollo pacífico, de la jornada electoral de mañana. Un sabotaje sin demasiada importancia se.produjo el pasado jueves, cuando alguien cortó unos cables del ordenador encargado de computar los sufragios.

El voto es obligatorio en Ecuador y, por segunda vez, se permite votar a los analfabetos, que rondan el 11% de la votación. Ello complica enormemente el ya de por sí complejo método electoral, por el que cada ciudadano tiene que introducir siete papeletas en las urnas.

Además de ser de un color distinto cada una, las papeletas llevan una fotografía de los candidatos y los emblemas de los partidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de enero de 1984

Más información

  • Duros enfrentamientos verbales cierran la campaña