Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los nuevos dueños del Banco Atlántico tendrán que duplicar el capital de la entidad

La entidad que adquiera el Banco Atlántico, el más saneado de los expropiados a Rumasa, tendrá que comprometerse a realizar una ampliación de capital por importe similar al capital suscrito actualmente, que asciende a 6.825 millones de pesetas, según informa Efe, que cita fuentes del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD).El pliego de condiciones que deben cubrir las entidades financieras que acudan a la subasta de adjudicación del Atlántico está practicamente aprobado por el Gobierno, e incluye, además de la ampliación de capital, el compromiso de devolución al Banco de España de los créditos concedidos desde su expropiación, y que se sitúan en 7.000 millones de pesetas, y a un tipo de interés del 8%. Otra de las condiciones que se exigen en el pliego de condiciones es que se debe precisar la composición del nuevo consejo de administración, para garantizar la profesionalidad en la gestión.

El banco adquirente no podrá solicitar créditos extraordinarios del Banco de España, como ha venido haciéndose hasta ahora en los casos de los anteriores bancos reflotados, y el Atlántico tendrá que cumplir los coeficientes legales de inversión y de caja en los mismos porcentajes que el resto de la banca. De esta manera se confirma la ruptura entre los métodos utilizados para adjudicar los anteriores bancos en crisis.

En las condiciones generales se abre la posibilidad de que los oferentes propongan algún sistema de ayudas, que podrían ir en el sentido de que el FGD asuma parte del riesgo exterior del Atlántico, que es uno de los principales problemas para su reprivatiz ación. El pliego de condiciones fue enviado por el FGD a una docena de entidades financieras -los siete grandes y algunos de los medianos-, así como a los accionistas minoritarios. No se ha enviado a ningún banco extranjero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de enero de 1984