Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NAVARRA

Jaime Ignacio del Burgo, repuesto en la presidencia de la Diputación navarra

Jaime Ignacio del Burgo volvió ayer a ocupar la presidencia de la Diputación navarra al ser repuesto en este cargo, tras la sentencia dictada por el Tribunal Supremo en la que se anulaban los acuerdos de su destitución y se exigía su inmediata restitución como presidente del Gobierno de esta comunidad. Del Burgo fue apartado de este puesto por sus propios compañeros de corporación en abril de 1980, como consecuencia de sus supuestas implicaciones en el caso FASA.

La reintegración de Del Burgo, decidida en una tensa sesión extraordinaria de la Diputación, tuvo lugar, no obstante, entre las manifestaciones de disgusto de los diputados, para quienes la resolución del Supremo -que acatan, pero no comparten- no se refiere en nada al fondo del asunto que motivó su sustitución al frente del Ejecutivo navarro.Al término de la sesión extraordinaria que celebró ayer la Diputación navarra, en la que previamente se decidió el cese de Juan Manuel Arza como presidente de esta institución, cargo que ocupaba en sustitución de Del Burgo, los diputados no quisieron hacer ningún tipo de declaraciones, limitándose únicamente a entregar una copia de sus intervenciones. En ellas se hacía hincapié en que la sentencia del Tribunal Supremo no entra a considerar ni a juzgar la responsabilidades políticas de Jaime Ignacio del Burgo, y en este sentido, Pedro Sánchez de Muniain, diputado responsable del departamento de Hacienda de esta comunidad, indicó que "difícilmente esta resolución puede dejar a salvo su honor como gestor público, que para nosotros hace tres años que perdió".

Este mismo diputado aseguró que "la obligación moral y política de mantenernos en nuestros puestos para evitar un mayor deterioro institucional, es lo único que me mueve a no presentar inmediatamente mi dimisión". Pedro Sánchez de Muniain manifestó además que la Diputación seguía adelante con el proceso civil para la recuperación de los 81 millones de pesetas que se le anticiparon a la empresa FASA y que todavía no han sido devueltos. En parecidos términos se expresó Jesús Malón, diputado de Educación y Cultura del PSOE.

Juan Manuel Arza, quien a partir de ahora continuará ejerciendo las labores de vicepresidente de la Diputación, lamentó en una nota oficial el deterioro de la imagen de las instituciones, "máxime teniendo en cuenta que todo ello podría haberse evitado si la actuación de los partidos políticos no hubiera producido la grave paralización de las previsiones institucionales que en este momento constituyen el principal problema político de Navarra".

Sólo Jaime Ignacio del Burgo quiso hacer declaraciones y afirmó que "Dios ha querido que al cabo de casi cuatro años, hoy pueda tener una conferencia de prensa como presidente de la Diputación navarra". "En toda mi actuación a lo largo de mi vida", dijo Del Burgo, "siempre he tratado de desempeñar mis responsabilidades con honestidad, con espíritu de trabajo y espíritu de servicio a Navarra. Nunca he sido desleal a las instituciones y jamás me he beneficiado en mi provecho de ninguna actuación".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de enero de 1984