Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OID oculta la muerte de un español en Tailandia, afirma el diputado del PDP Manuel Gallent

La Oficina de Información Diplomática (OID), que dirige Fernando Schwartz, ha ocultado la muerte de un español en las prisiones de Tailandia, según afirma el diputado valenciano del Grupo Popular Manuel Gallent, perteneciente al Partido Demócrata Popular (PDP). Gallent pide la dimisión de Schwartz.Gallent preguntó días atrás al Gobierno por las condiciones infrahumanas en que viven ciudadanos españoles pendientes de juicio en prisiones tailandesas. Afirma que la OID miente, porque a raíz de la difusión pública del contenido de su pregunta, Fernando Schwartz informó por medio de la Prensa de que existían ocho o diez presos españoles en aquel país. "El Ministerio, además de no conocer el número de presos, oculta que un español falleció en una prisión de Tailandia el 9 de diciembre", asegura el diputado valenciano.

La publicación de estas informaciones llevó a la familia del fallecido, un catalán de 32 años, a ponerse en contacto con Gallent, quien, después de realizar las correspondientes confirmaciones, ha optado por difundir el hecho informativamente. "A mí quien me debe responder es el Gobierno, al que he formulado la pregunta en el Parlamento, y no Ia OID a través de un periódico de Madrid", afirma el diputado del PDP. Gallent solicita la dimisión de Fernando Schwartz por ocultar la muerte del citado preso en Tailandia.

El español fallecido se encontraba en régimen de prisión preventiva desde hace más de un año, sin que existiera una acusación formal contra él. Acompañaba en aquel país a otro español, que fue detenido por llevar encima unos gramos de heroína. Murió a consecuencia de la ingestión de un licor elaborado con alcohol metílico. Su identidad no se da a conocer por deseo expreso de su familia.

En opinión de Gallent, esta muerte no es casualidad, sino resultado de las condiciones infrahumanas en las que sobreviven los españoles en prisión en Tailandia. "No es de extrañar que en unas cárceles donde se carece de agua potable y en las que los presos se desenvuelven en unas condiciones lamentables acontezcan estos hechos lamentables".

En la pregunta formulada al Gobierno, el parlamentario valenciano señala que "hay constancia en el Ministerio de Asuntos Exteriores de que nuestra Embajada en Tailandia no presta asistencia sanitaria a los ciudadanos españoles allí prisioneros y que las medicinas son enviadas por las familias respectivas en España, a petición de los interesados, en cartas que tardan en recibirse".

Estos prisioneros suelen ser jóvenes toxicómanos que las autoridades tailandesas detienen para demostrar que luchan contra la droga. En los últimos cinco años han sido detenidos en aquel país más de 500 extranjeros, y en algunos casos se les han impuesto condenas de 50 años de cárcel por poseer 28 gramos de heroína.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de enero de 1984