Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los presos políticos uruguayos verán a sus hijos.

El domingo por la noche partió del aeropuerto de Madrid-Barajas un avión de Iberia en el que viajaban 154 menores uruguayos, hijos en su mayoría de presos políticos, que pasarán con sus padres las fiestas de Navidad y fin de año. Se trata de una iniciativa del Comité Internacional pro Retorno del Exilio Uruguayo (CIPREU), en colaboración con el PSOE, Juventudes Socialistas, Asociación Española de Derechos Humanos, Comité Español de Ayuda a los Refugiados y Cruz Roja, entre otras entidades. Según Hugo Villar, miembro del Frente Amplio Opositor, en el exilio, la finalidad del viaje es humanitaria y servirá para plantear, aunque sea simbólicamente, el reencuentro de todos los uruguayos demócratas. En la fotografía, cuatro de los niños juegan en el aeropuerto mientras esperan el comienzo del vuelo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de diciembre de 1983