COMUNIDAD VALENCIANA

Un joven de 22 años, asesinado en Castellón por un asunto de celos

Artemio Llorens Reulá, divorciado y padre de dos hijos, de 32 años de edad,'se ha confesado autor de la muerte de un joven de 22 años, José Francisco Mulet Gilabert, a quien dio muerte con su escopeta de caza en la noche del pasado domingo. Tras ser interrogado por el Servicio de Información de la Guardia Civil de Castellón, Artemío Llorens reconoció haber llevado a cabo su acción por una cuestión de celos, después de una acalorada discusión sobre una mujer que, hasta hacía unas semanas, mantenía relaciones con el presunto homicida y que desde el domingo anterior al crimen salía con el joven que resultó asesinado.Según ha podido saberse por las declaraciones del presunto homicida, tras la ruptura entre éste y la mujer, de quien sólo se saben las iniciales, M. C., Artemio Llorens había llegado a amenazarle en varias ocasiones con expresiones como: "Si sales con otros hombres, yo no soy responsable de mísmo". M. C. no dio importancia a estas amenazas de Artemio Llorens y comenzó a salir con José Francisco Mulet, a quien su asesino esperó en la noche del pasado domingo en la puerta de una discoteca de Benicasim (Castellón). Llorens, convenció Mulet de que subiera a su coche, y luego extrajó del mismo una escopeta con la que le disparó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 21 de diciembre de 1983.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50