Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los 'servicios paralelos' se remontan a 1975

Oscuros incidentes como el secuestro del residente de origen español Segundo Marey han menudeado en los últimos años en el País Vasco francés. Los círculos vascos en Francia han relacionado tales incidentes con servicios paralelos españoles. Los desmentidos oficiales e intentos de explicación han resultado poco esclarecedores en casos como el del ametrallamiento del bar Hendayais, el 23 de junio de 1980, en el que dos personas perdieron la vida. En otras ocasiones no ha habido explicación oficial alguna.Ya en mayo de 1975 fue detenido en Bayona un policía español que portaba documentación falsa a nombre de un anticuario apellidado Martínez. En su automóvil fueron hallados una metralleta y un plano en el que estaban señalados los domicilios de varios exiliados vascos. Pocas semanas después era descubierto por los servicios de seguridad franceses un automóvil en cuyo interior se encontró cierta cantidad de explosivos y una lista de refugiados. El 20 de junio de 1975 era detenido en el puesto fronterizo de Hendaya el policía español Ángel Arias, que viajaba armado y que fue entregado a las autoridades españolas.

En julio y agosto del mismo año fueron detenidos un tal Chabessier, implicado en el atentado contra el restaurante propiedad de un exiliado antiguo dirigente de ETA, y dos individuos llamados Arrondo e Iraegui, que transportaban explosivos y fotos de varios refugiados vascos.

Entre 1976 y 1979 se produjeron atentados contra varios miembros de ETA o sus familiares, con el resultado de al menos cinco personas muertas, entre ellas José Miguel Beñarán Argala y Agurtzane Arregui, esposa de el ex dirigente de ETA Juan José Etxabe. El 21 de marzo de 1981, nueve meses después del ametrallamiento del bar Hendayais, dos desconocidos dispararon contra varios refugiados en San Juan de Luz. La policía francesa detuvo poco después a André Pertins, al que relacionó con el atentado, y descubrió el coche desde el que se produjo el ametrallamiento, en cuyo interior fueron halladas varias pistolas y documentos a nombre de José María González.

El 9 de marzo pasado, la policía francesa detuvo cerca de la frontera navarra al agente español José Luis Greco, que fue encarcelado. El 16 de octubre, dos refugiados, José Antonio Lasa y José Ignacio Zabala, desaparecieron en San Juan de Luz, sin que se haya vuelto a saber de ellos. Finalmente, el 18 de octubre, tres geo y un inspector de policía eran detenidos en Hendaya, tras intentar secuestrar -según la acusación privada del juicio que se sigue contra ellos- al dirigente polimili José María Larretxea.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de diciembre de 1983