Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lluís Pasqual estrena la obra 'Eduardo II', montaje para el Centro Dramático Nacional

Tras una serie de obligados aplazamientos por los accidentes sufridos por Juan Gea y por su sustituto, Antonio Valero -que debían interpretar el papel de Gavelston-, hoy, martes, se estrena en el teatro nacional María Guerrero, perteneciente al Centro Dramático Nacional, La vida del rey Eduardo II de Inglaterra, drama de Marlowe y Brecht, puesto en verso irregular castellano por Carlos Barral y Jaime Gil de Biedma, con dirección de Lluís Pasqual, en lo que puede considerarse su primer montaje desde que está al frente de dicho centro. Eduardo II es, para Pasqual, "una especie de grito desesperado sobre la opción individual frente a todas las actitudes históricas".

Artísticamente, Eduardo II es también una reincidencia, ya qu e hace cuatro años montó la misma pieza en el Teatre Lliure de Barcelona, del que es, miembro fundador. ."En aquella ocasión yo tenía 27 años, la misma edad a la que Marlowe escribió esta obra. Tal vez por eso, por razones de edad, me he sentido siempre más cercano a Marlowe que a Shakespeare, dentro de un mismo teatro isabelino. Y quizá también porque es más primitivo, más salvaje, menos elaborado, menos complejo".Dice que estos años transcurridos le han hecho cambiar, conscientemente, muy poco del montaje. "Pero quienes vieron la obra en aquella ocasión y han presenciado ahora algún ensayo dicen que es muy diferente, que el grito es mucho más desesperado, mucho más angustioso. Y la opción individual es mucho más besfia".

La vida del rey Eduardo II de Inglaterra se desarrolla en un escenario circular situado en-el centro del patio de butacas. "En todo montaje, yo me planteo primero la relación del espectador con el espectáculo y después miro las posibilidades técnicas; no al revés. En este caso, teniendo en cuenta que hay dos temas centrales, que son renacentistas, que son el amor y la guerra, y que los dos pasan siempre en, un campo de batalla, tenía que ser una especie de arena de circo, un microcosmos muy universal, con los espectadores alrededor y muy cerca".

En aquella ocasión, el actor catalán afincado en Francia Josep Maria Flotats interpretó el papel principal. Hoy es Alfredo Alcón quien incorpora al monarca en este drama sobre el excesivo afán de poder. Antonio Bandera es quien se hace cargo del personaje de Gavelston, en espera de que pueda incorporarse a la obra el actor en quien recaía primitivamente, Juan Gea. El resto del reparto está integrado por José Luis Pellicena, Mercedes Sampietro, Pedro del Río, Paco Casares, Julián Argudo, José Hervás, Juan Jesús Valverde, Chenia Mufloz, Carlos Lucena, Fidel Almansa, Ricardo Moya, Antonio Maroño, Alberto Delgado y Dora Santacreu. El diseño del espacio escénico y vestuarió pertenecen a Fabiá Puigserver, también miembro fundador del Lliure.

Recientemente, Pasqual ha estrenado en Barcelona dos Shakespeare: Al vostre gust, en el Llitire, y su versión de la ópera de Verdi Falstaff.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de noviembre de 1983